08 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Isabel Díaz Ayuso y Rocío Monasterio

El debate lo aclara todo en Madrid : O Ayuso.. o Sánchez e Iglesias

Ayuso sale reforzada y deja claro lo que se juega el 4M: o extender a Madrid la deriva que padece España o darle al país una alternativa menos sectaria y más próspera.

| ESdiario Editorial

 

El único debate a seis para las Elecciones del 4M sirvió, ante todo, para confirmar que la fórmula de Gobierno de Pedro Sánchez para España es la misma que el PSOE impondrá en la Comunidad de Madrid si las cifras se lo permiten.

Gabilondo dejó claro que gobernará con Podemos y con su escisión, Más Madrid, apenas una semana después de haberlo negado insistentemente, con un viraje pasmoso que delata hasta qué punto no es más que un delegado de Sánchez, auténtico responsable de toda la estrategia socialista en esta campaña e inductor de sus prioridades.

 

"Pablo, tenemos 12 días para ganar las Elecciones", llegó a decir el candidato socialista en referencia al tiempo restante para remontar, de manera conjunta, los pronósticos a la baja recogidos por la práctica totalidad de las encuestas. Abrazarse al populismo de manera tan ostentosa supone, además, suscribir de hecho la subida de impuestos que defienden públicamente el PSOE y Podemos.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, insistió este miércoles en su apuesta por revisar al alza Patrimonio, Sucesiones. Donaciones y Sociedades. Y su socio, Pablo Iglesias, la ha incluido en su programa electoral, con una sangrante justificación "constitucional" a una medida confiscatoria incompatible con la prosperidad de una sociedad.

Por si había dudas, Gabilondo las despejó: quiere repetir en Madrid lo que Sánchez e Iglesias hacen en España

En el centroderecha, Isabel Díaz Ayuso se limitó a sortear el escollo de un debate en el que todos los aspirantes la tenían por objetivo y a resaltar dos evidencias. Que el rival es Sánchez, inductor del mismo acuerdo para Madrid que rige en España; y a contraponer el modelo alternativo que su partido dice representar, basado en reducir el esfuerzo fiscal y desechar el intervencionismo en todos los ámbitos.

Todo en juego

Una propuesta que sintoniza con VOX, objeto de una demagógica caricatura que ni es cierta ni es justa, y contribuye a una cierta reunificación del centroderecha si finalmente se confirma la caída definitiva de Ciudadanos pese al esfuerzo, loable, de Edmundo Bal.

El 4M se elige quién presidirá la Comunidad de Madrid, sin duda. Pero también qué modelo se impone en España: si uno sectario, que ya ha conducido al país a la peor recesión económica y sanitaria de Europa; o uno como el de Madrid, más abierto, menos sectario y desde luego más próspero.