21 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Oriol Junqueras
Oriol Junqueras

Sánchez ya baraja un referéndum en Cataluña: es un atraco a España

El Gobierno ha comprado todo el relato del separatismo e incluso acepta ya la convocatoria de una consulta que alimenta más una escalada a la que no se le adivina fin.

| ESdiario Editorial

 

El Gobierno ha desvelado una parte de las nuevas concesiones que está dispuesto a darle al separatismo tras los indultos: un “nuevo marco de convivencia” votado en exclusiva por los catalanes.

Lo ha anunciado el líder del PSC en Cataluña, Salvador Illa, negando que la votación sea para avalar el “derecho de autodeterminación” (inexistente en la Constitución y en todo el marco jurídico internacional) pero dejándolo lo suficientemente abierto como para seducir al separatismo, que en tres años ha pasado de sufrir un 155 a ser atendido en todas sus pretensiones.

 

La idea del Gobierno parece ser elevar el autogobierno catalán más allá incluso del vasco, lo que políticamente ayudaría a consolidar al independentismo y económicamente sería incompatible con la financiación solidaria del resto de España.

La brusca reacción del independentismo a la “generosidad” de Moncloa y el mantenimiento de su discurso rupturista desde la Asamblea Nacional Catalana, Omnium y Junts demuestra que el Gobierno, lejos de estar asentando la “reconciliación”, ha puesto en marcha la cuenta atrás.

La concordia solo es un truco verbal de Sánchez para camuflar que está pagando todos los peajes que le imponen para mantenerle

Que es bien sencilla de describir: si no cumple con lo que el nacionalismo espera, estaremos probablemente más cerca de la “vía unilateral” que nunca. Incluyendo el 1-O: entonces al menos los tres poderes del Estado de Derecho se opusieron. Hoy no parece tan claro. 

La interceptación judicial de la “nueva hoja de ruta” de ERC demuestra que el independentismo no se para: los papeles intervenidos por la Guardia Civil demuestran que su intención es aprovecharse de la debilidad del Gobierno y de la “Mesa de Diálogo” para imponer sus objetivos.

En ese contexto, con tantas evidencias de que la "concordia" es solo un truco verbal de Sánchez para justificar el pago de sus peajes personales para subsistir, y no para solventar conflicto alguno;  han de encenderse todas las alarmas y resistirse con todas las herramientas institucionales, jurídicas y sociales al alcance.