| 04 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Juanma Moreno y Juan Espadas, en el debate de Canal Sur
Juanma Moreno y Juan Espadas, en el debate de Canal Sur

Andalucía puede cambiar la política española y acabar con Sánchez

El 19J puede dar un resultado histórico al PP andaluz, pero también escribir el principio del fin de Pedro Sánchez si le llega su cuarta derrota electoral consecutiva.

| ESdiario Editorial

 

Andalucía enfoca los últimas días de campaña de unas Elecciones que, como nunca antes, tendrán un impacto nacional sin precedentes y pueden suponer, sin duda, el principio del fin del Gobierno de España y de las frágiles alianzas interesadas que lo sustentan, enfrentadas entre ellas con una intensidad cada vez mayor.

De las consecuencias que pueden tener en el PSOE da cuenta una imagen de este fin de semana, de mayor efecto que el último debate celebrado anoche, saldado sin vencedores ni vencidos claros y por tanto beneficioso para el actual presidente popular, Juanma Moreno.

Y es la de los siete barones autonómicos del PSOE (todos menos Page y Chivite) que acudieron el domingo a Andalucía a apoyar a su candidato en un acto de aforo reducido en Córdoba y sin la presencia de Pedro Sánchez.

 

Esa imagen refleja la preocupación de los presidentes regionales por verse arrastrado por el resultado en Andalucía y quizá abre una nueva etapa de distanciamiento de Sánchez para intentar salvar los muebles en las próximas Elecciones Municipales y Autonómicas, previstas para la primavera de 2023.

Porque las Elecciones en Andalucía pueden suponer la cuarta derrota consecutiva del PSOE tras las de Galicia, Madrid y Castilla y León y pueden quebrar el silencio impuesto por Sánchez, y aceptado por los barones, en torno a sus medidas, alianzas y pactos.

Si el PSOE cosecha una derrota histórica en Andalucía, su gran granero electoral durante casi 40 años; será más fácil que nunca que pierdan también en Extremadura, Castilla-La Mancha, la Comunidad Valenciana o Aragón.

Y ello puede provocar una reacción crítica de los barones ante Sánchez que no han tenido, hasta ahora, por asuntos de Estado más relevantes que su interés electoral ante los que no han dicho nada: pactos con Bildu y ERC; desprecio a acuerdos con el PP o medidas económicas de corte populista inducidas por Podemos.

La decrepitud de Sánchez

El frágil consenso en el PSOE que ha impuesto Sánchez con mano de hierro puede saltar el 19J, agravado por la guerra en el resto de la izquierda entre Podemos, el nuevo proyecto ya anunciado formalmente por Yolanda Díaz y el resto de facciones de ese espacio político.

Sobre esto último, Díaz ha confirmado que encabezará una plataforma de izquierdas que, con otro nombre, repetirá en realidad la fórmula ya conocida de las confluencias, las mareas, los círculos o los comunes. Y lo hará con caras ya tan conocidas como Colau, Errejón, Mónica García o incluso Mónica Oltra.

La única novedad es que esa plataforma nace para enterrar a Podemos y darle, todo lo más, un papel residual, si lo acepta: la sensación de decrepitud que expele esa lucha cainita entre familias y la disputa paralela entre el PSOE y Podemos es la mejor prueba de que estamos ante un fin de ciclo que el 19J puede sin duda acelerar.