| 13 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez y Nadia Calviño
Pedro Sánchez y Nadia Calviño

El Gobierno de Sánchez arruina a España con una política económica suicida

El PSOE dopa la economía con promesas y dinero público inexistente que hundirán más a España y dejarán una herencia ruinosa a las próximas generaciones.

| ESdiario Editorial

El mismo día en que el FMI alertó del riesgo de que España no llegara a recuperarse de la crisis económica que padece -la peor del mundo junto a la de Argentina- y rebajara sus previsiones de crecimiento; el Gobierno adoptó una serie de medidas incomprensibles que equivalen a echar más leña al fuego.

De un lado, aprobó un techo de gasto de casi 200.000 millones de euros, desproporcionado para unas arcas públicas desvencijadas y lastradas por una deuda del 125% del PIB: con ese caótico escenario, agravado por un déficit inasumible, ¿cómo se le ocurre al Gobierno proponer un gasto que supera en mucho la capacidad de ingreso del Estado? ¿Hasta dónde piensa elevar la presión fiscal para alcanzar un objetivo inviable?

 

No contento con eso, además ha impulsado una "histórica" creación de empleo público, con el anuncio de 30.000 nuevas a sumar a las 400.000 creadas en los mismos años de crisis que han visto destruirse dos millones de empleos en el sector privado. Que además de ampliarse las plantillas públicas se apruebe una subida salarial en plena recesión, resulta casi indecente.

Y el desastre se completa con el probable aumento del salario mínimo interprofesional, tan razonable en tiempos de crecimiento como tramposo en épocas de recesión: subir los costes laborales en empresas que no venden equivale a repartir su presupuesto en personal entre menos trabajadores, que tal vez cobren algo más, pero a costa de ver cómo compañeros suyos van al paro, tal y como demostró el Banco de España en uno de sus informes.

No hay nada más antisocial que dejar como legado una deuda y un déficit inasumibles para las próximas generaciones

No hay nada más antisocial que elevar la deuda y el déficit, que son al Estado de Bienestar del futuro lo que el CO2 al medio ambiente: lo que hoy se despilfarra o contamina de más, lo pagan sin duda las generaciones venideras.

Sánchez dopa la economía

La apuesta por el presente, al precio que sea, demuestra que para Sánchez y su equipo solo existe el interés electoral al corto plazo, aquí consistente en "dopar" sus promesas y medidas para simular una bonanza inexistente que luego se pagará con sangre, sudor y lágrimas.

Para quienes pensaban que la desaparición de Pablo Iglesias y el ascenso de Nadia Calviño impondría sentido común y rigor a la gestión económica; estas medidas demuestran que el populismo más peligroso no estaba en el líder de Podemos ni se palía con la promoción de una tecnócrata: por encima de ambos, inasequible a la tétrica realidad, siempre aparece el temerario Sánchez.