| 25 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez y Salvador Illa
Pedro Sánchez y Salvador Illa

¿Dónde se meten Sánchez e Illa con el virus desatado y España sin vacunas?

Sin control parlamentario al Gobierno, el presidente y su ministro de Sanidad desaparecen en el peor momento y se concentran, de manera irresponsable, en otra campaña electoral.

| ESdiario Editorial

 

 

El presidente del Gobierno y su ministro de Sanidad llevan desde mediados de diciembre sin comparecer en el Congreso ni ser sometido a un mínimo control elemental, ya casi anulado por el estado de alarma y definitivamente enterrado por las largas vacaciones parlamentarias.

En ese tiempo, la pandemia se ha vuelto a desatar, con una terrorífica tercera ola que a los datos horribles ya conocidos se le añade la sensación, generalizada, de que lo peor está aún por llegar: todos los especialistas pronostican unas próximas semanas pavorosas, llenas de incertidumbre y con la posibilidad de que se repita el drama de marzo, con menos energías personales y económicas de una sociedad exhausta en todos los sentidos.

Con ese panorama, Pedro Sánchez se ha limitado a comparecer apenas una vez para intentar patrimonializar una campaña de vacunación que, además, avanza con exasperante lentitud y destaca más por las polémicas relativas a la inmunización de altos cargos que por su extensión poblacional.

Sánchez e Illa están en paradero desconocido en lo relativo a la pandemia en el peor momento posible

Y su irresponsable ministro, se ha borrado de la escena a efectos de gestión para servirse del cargo, sin embargo, al objeto de promocionarse como candidato del PSOE-PSC en las Elecciones catalanas. Para rematar el insólito panorama, el portavoz de ambos, Fernando Simón, solo aparece para confundir a la ciudadanía con pronósticos tan equivocados como el que le llevó, de nuevo, a restar importancia a una cepa británica que ahora está detrás del apogeo de contagios.

 

Con toda España semiconfinada, arruinada y asustada; el Gobierno está pues desaparecido, emite mensajes confusos, no explica las lagunas evidentes de la vacunación y gestiona la pandemia con un ánimo estrictamente electoral. Con la sospecha de que niega o minimiza la emergencia sanitaria para no estropear su estrategia en las urnas.

A la irresponsabilidad y negligencias exhibidas desde marzo le añade ahora un broche final esperpéntico resumido en una imagen: Sánchez e Illa están en paradero desconocido en los relativo a la pandemia pero se dejan ver en actos exclusivos de su partido, como el Comité Federal de este sábado. Algún día deberán rendir cuentas de todo ello.