23 de Abril de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Toni Cantó

Toni Cantó, otra excusa para mantener la campaña sectaria contra Ayuso

El probable fichaje del PP suscita la enésima polémica artificial contra el Gobierno autonómico y prueba el acierto de su incorporación para atraer el voto de Ciudadanos.

| ESdiario Editorial

 

La previsible integración de Toni Cantó en la lista de Isabel Díaz Ayuso ha alimentado la enésima campaña contra el PP madrileño, lo que en sí mismo es una prueba de lo oportuno de su incorporación: es un guiño inteligente al votante de Ciudadanos, que en Madrid está claramente alineado en el centroderecha; y una mala noticia para Ángel Gabilondo, aspirante a ese mismo corrimiento.

Que se denigre a Cantó por su paso por otros partidos, de los que salió voluntariamente abandonando incluso cargos públicos a los que tantos otros se aferran, denota la insoportable doble vara de medir que se aplica a casi todo en España en función de la filiación ideológica de los protagonistas.

El exdiputado de UPyD y Cs no ha cambiado de discurso, lo hicieron sus formaciones políticas. Simplemente ha buscado una organización desde la cual pueda seguir manteniéndolo, en un momento especialmente delicado donde no sobran precisamente voces sensatas y valientes para oponerse al griterío nacionalpopulista que marca la vida en España.

 

Es un acierto de Casado y Ayuso su fichaje, tanto para atraer a los seguidores naranjas cuanto para reforzar la evidencia de que en Madrid se van a medir dos modelos de gestión enfrentados, en un pulso de hondas consecuencias para el conjunto de España: todo lo que sea ayudar a compensar la deriva ruinosa del país, en el furgón de cola de Europa en todas las variables sanitarias, económicas y democráticas; ha de ser saludado.

Cantó es otra excusa para mantener una campaña endémica, agresiva y poco eficaz contra Ayuso, cada día más sólida

Resulta de lo más cínico que las peores críticas, nacidas del mismo discurso agresivo que soporta Ayuso en general, procedan de quienes más explicaciones deberían dar por sus decisiones, bastante menos coherentes que las de Cantó.

Él no se ha movido del lugar que ocupó cuando se estrenó en la vida pública; pero algunas de sus compañeras, caso de Irene Lozano, han cambiado de chaqueta, de discurso y de cargo con una ligereza pasmosa, a la orden siempre de Pedro Sánchez.

La movilización

Los ataques a Cantó, como las amenazas de Iglesias a Ayuso o los reiterados boicots del Gobierno a la Comunidad de Madrid, nacen del mismo impulso invasor que ha presidido la relación de Moncloa con la Puerta del Sol.

Y hacen aún más necesaria una movilización de todo aquel madrileño que, simplemente, no quiera ver su región transformada en otra copia de lo mucho y malo que ese frente populista ha provocado en España o en la otrora envidiable Cataluña.