| 26 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez
Pedro Sánchez

Sánchez debe dar explicaciones públicas sobre los Fondos Europeos

La opacidad del Gobierno alcanza cotas escandalosas en un asunto crucial para España: el PP acierta al reclamar explicaciones y al denunciarlo en Bruselas y donde haga falta.

| ESdiario Editorial

 

El Gobierno ha tenido que reconocer a regañadientes que Bruselas le ha preguntado por el reparto de los Fondos Europeos tras las denuncias del PP sobre su gestión, destino y ejecución. Lo ha hecho, entre absurdos acusaciones de antipatriotismo, en un encuentro a puerta cerrada con medios de comunicación afines que ha excluido, una vez más, a aquellos con una línea más crítica con Pedro Sánchez, como es el caso de ESdiario

Las dudas del PP, sin embargo, se mantienen y no solo son razonables: son exigibles viendo el pobre balance de los primeros fondos recibidos: el Gobierno fue incapaz de ejecutar 13.000 millones de los 24.000 enviados por Europa en 2021.

 

Además, el modelo elegido por Sánchez para gestionar hasta 140.000 millones europeos entre subvenciones y préstamos avalan la sospecha de que podemos estar ante un gigantesco nuevo “Plan E” como el que derrochó en su día Zapatero: lejos de haber un órgano independiente con un profesional al frente de gestionar el rescate europeo; Sánchez ha monopolizado el reparto del dinero y ha decidido usos tan cuestionables como el de financiar las sedes de las centrales sindicales.

La opacidad existente en rescates como el de Plus Ultra aumenta las sospechas sobre cómo gestiona el Gobierno el dinero público. Si quiere eliminar esas dudas, Sánchez lo tiene fácil: cambiar el modelo elegido y optar por el de Italia, con mayor control del parlamento y una gestión profesional.

El daño para España

Que se permita pedir explicaciones en lugar de darlas, le define como un presidente caprichoso e irresponsable, que ejerce el poder con vocación absolutista y se salta con alegría las normas, controles y costumbres inherentes a un régimen democrático.

En todo caso, este asunto confirma la preocupación de Bruselas con España en la antesala de una probable subida de tipos de interés y de recuperación de la disciplina fiscal: si el Gobierno dilapida los Fondos Europeos, estando en la peor situación de la Unión en términos de paro y crecimiento, el daño para el país será profundo y duradero como nunca en décadas.