| 16 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Sánchez y el presidente valenciano Ximo Puig
Sánchez y el presidente valenciano Ximo Puig

El PSOE, entre la caza y la subasta de candidatos electorales

No lo va a tener fácil Ferraz para encontrar cabezas de lista para las autonómicas y municipales del próximo mayo. La pérdida de crédito de la marca y la sangría de apoyos aumenta a diario.

| ESdiario Editorial

 

Parece lejano pero hace apenas dos meses Pedro Sánchez arengaba a los suyos llamando a cerrar filas, a salir a la calle y "comunicar" mejor los logros del Gobierno, a culpar de todo a la derecha y, sobre todo, a ganarse el apoyo de la "clase media y trabajadora" frente a los ricos. Hoy las encuestas revelan que el PSOE pierde apoyos de manera imparable y en Ferraz se las ven y se las desean para cerrar sus candidaturas para las elecciones municipales y autonómicas del próximo mes de mayo.

Que se haya llegado a tantear a Jorge Javier Vázquez para ser el cabeza de lista en Madrid ya lo dice todo de la desesperación que se vive en la desnortada cúpula socialista ante las pésimas previsiones electorales. Y todo apunta a que esa va a ser la tónica que se va a seguir, a medio camino entre la caza y la subasta de cabezas de lista. Difícilmente se puede caer más bajo.

 

Pero no es más que el fruto de lo cosechado en esta legislatura plagada de mentiras y abusos por parte del Ejecutivo, con Pedro Sánchez al frente. Es, no obstante, la gestión económica lo que, de manera más devastadora va a lastrar a la hora de recabar respaldos entre los electorados más pegados a las acciones de los gobiernos, como son los de los pueblos, las ciudades y las regiones.

Porque si las encuestas ya dibujan un panorama sombrío para los carteles electorales socialistas, por más que se empeñe el CIS en mantener la ensoñación de la fortaleza del partido en el Gobierno, las respuestas desde Moncloa a la brutal recesión que padecemos han hundido aún más las expectativas.

Que se haya llegado a tantear a Jorge Javier Vázquez para ser el cabeza de lista en Madrid ya lo dice todo de la desesperación que se vive en la desnortada cúpula socialista ante las pésimas previsiones electorales

Ciudadanos rasos, trabajadores por cuenta ajena y autónomos y pequeños empresarios son los que han de convivir con ese sufrimiento y los gobernantes de proximidad, que son alcaldes y presidentes autonómicos, los que deben manejar esa cruda realidad en primera instancia.

Así las cosas, es más que comprensible que no haya precisamente codazos para ponerse al frente de las listas electorales del PSOE. Del mismo modo que se entiende que barones y regidores municipales ansíen distanciarse de Sánchez y de sus políticas en la medida de lo posible con vistas a la cita con las urnas. Llevar la marca socialista encima es ahora cargar un peso muerto.