| 20 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Yolanda Díaz
Yolanda Díaz

La verdad del escandaloso paro de España que maquilla el Gobierno

El descenso del paro se logra a pesar de las políticas de Sánchez y no da para compensar el desastroso panorama económico y laboral del país.

| ESdiario Editorial

 

España ha superado los 20 millones de afiliados a la Seguridad Social con un incremento de 33.000 inscritos que suponen la mejor cifra desde 2008. Lejos de vincular esta mejoría coyuntural a la política fiscal o laboral del Gobierno, puede afirmarse que ha sido a pesar de ella por varias razones:

El paro bajó en abril en 86.000 personas, recuperando todo lo perdido en el primer trimestre del año, y básicamente gracias a Madrid y Andalucía (suman el 50% del nuevo empleo), justo las dos Comunidades Autónomas que más se diferencian en su política económica y fiscal del Gobierno de Sánchez.

 

La mejora se debe además a sectores muy críticos con las políticas del Gobierno que, sin embargo, tiran del carro: servicios, agricultura, construcción e industria han sido los más pujantes a pesar del precio de los suministros y la energía y del encarecimiento de los costes laborales.

Si bien es cierto que la “contrarreforma laboral” ha incrementado hasta en un 48% los contratos indefinidos en el mes de abril, no lo es menos que esa cifra no dice gran cosa si no va acompañada de las horas trabajadas: ser “fijo” no evita el despido ni tampoco las jornadas reducidas con salarios pequeños: si suben los ocupados pero bajan las horas trabajadas, como ocurrió en 2021, significa que el trabajo es precario e inestable o público y con menos productividad.

Solo empleo público

Además, la creación de empleo con este Gobierno es exclusivamente pública: desde que llegara Sánchez, se han creado en este sector 362.000 plazas, un 5% más de las que había, engordando la nómina pública hasta el 17% del total del mercado laboral. En ese mismo tiempo, se han destruido casi 100.000 empleos privados.

Por último, la tasa de paro española, del 13.6%, duplica la europea y añade un dato muy negativo: el 28% del total de desempleados de toda la Unión proceden de España. Con este panorama, al que hay que añadir una inflación insoportable, presumir puede venirle bien al Gobierno para tapar sus bochornosos escándalos, pero no cambia la tétrica realidad del país.