| 05 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

Hace cuarenta años... yo era un chaval

Aquel 28 de octubre el PSOE ganó las elecciones, la España de entonces se asomó a un abismo, para unos el de la alegría de cambiar las cosas, para otros ¿qué harán con nuestro país?

| Sergio Morales Edición Elche

Buenos días. Feliz fin de semana, para algunos más largo de lo habitual, aquellos que pueden celebrar el puente de "Todos los Santos".

Estas fechas son para hacer "chistes malos", como aquel de: "Me lo estoy pasando de muerte", o para celebrar esa fiesta tan... americana, inglesa, irlandesa o vete a saber de qué origen, Halloween, que por alguna razón ha venido a quedarse en nuestra sociedad y hay celebraciones en restaurantes, pubs y cualquier otro lugar en el que se concentren personas dispuestas a "darlo todo". Como soy mayor, recuerdo que hace años era la noche en la que veíamos la representación del "Tenorio".

Este fin de semana el PSOE tal y como lo conocemos en la "Democracia" actual, cumple 40 años. Aquel 28 de octubre en el que éste partido ganó, por primera vez en este período democrático, las elecciones. La España de entonces se asomó a un abismo, para unos el de la alegría de cambiar las cosas y eliminar del plano político a los que habían controlado nuestra nación durante las últimas cuatro décadas, para otros, los más conservadores, el abismo del "¿qué harán éstos con nuestro país?". Pero bueno, al final vimos cómo el PSOE cambiaba cromos, quitó a unos caciques para poner a otros, cometió tantas tropelías que les acabó echando "el pueblo", el mismo que les había aupado. Algunos de aquellos dirigentes del PSOE fueron a la cárcel, después no hubo "indultos", como los de hoy, que ya saben ustedes que, si eres del PSOE y cometes un delito, ahí va a estar Sánchez para empezar a organizar el consiguiente indulto o para paralizar el proceso, como está sucediendo con los ladrones de Andalucía. A pesar de lo dicho, a pesar de aquellas anomalías democráticas, hoy miramos aquella época como más moderada que la que hoy vivimos, con un PSOE, el de hoy, que sólo piensa en que su líder no deje el puesto de Presidente, cueste lo que cueste.

Conocemos lo que sucede en Ucrania, pero no sabemos dónde está nuestro hijo, estamos muy preocupados por las mujeres de Irán y no nos hablamos con nuestra hermana o con nuestra hija

Seamos serios. a usted, a mí, los 40 años del PSOE, nos dan igual, pero nos traen a la memoria de aquellos que lo vivimos, una etapa preciosa, nuestra juventud, nuestras emociones... Así que de los 40 años del PSOE, yo voy a celebrar lo bien que vivía entonces, lo que he disfrutado de la vida. Háganme caso, no se les ocurra pensar en el PSOE, piensen en ustedes que son lo más importante de sus vidas.

Esta semana han andado dando bandazos en los periódicos las noticias de la Ley Trans...género, de los Presupuestos Trans...deseados, de los cambios en los órganos del Poder Judicial, de los acuerdos de "mercaillo" que se han llevado a cabo entre los que quieren perdurar en el poder y los que no quieren a España. Como no hay nada nuevo que contar les resumiré las noticias en una frase: "Si les ha gustado el cómo se van resolviendo estos temas, cuando llegue la hora de meter papeletas en la urna, ya saben a quien votar, si no les ha gustado... pues otra papeletita distinta".

Ayer pasé unos minutos meditando frente al mar, con el mar y ayudado del mar, que es eso que hacemos los levantinos para aclarar ideas. Y pensando, pensé, que no estamos hechos para vivir los problemas de cientos de millones de personas... no podemos con los nuestros, imagínense con los de todos los que nos llegan a través de los medios de comunicación. Las tecnologías no pueden valer para no tener ni un sólo día en paz, porque nos llegan las noticias de siete mil millones de humanos. No les doy una solución para esto, pero sí se lo dejo encima de la mesa. A veces conocemos lo que sucede en Ucrania, pero no sabemos dónde está nuestro hijo, estamos muy preocupados por las mujeres de Irán y no nos hablamos con nuestra hermana o con nuestra hija, o con nuestra madre, que será la que más nos necesite seguramente y con la que, haciendo un esfuerzo, podremos llegar a algo. Pero claro, eso exige el esfuerzo del amor, lo otro, sólo el de la tecnología.

Disfruten del fin de semana, pero háganlo de verdad, pongan el empeño en hacerlo pasar bien a los demás, porque eso les traerá la felicidad.

Como siempre... servidor de ustedes, Sergio Morales Parra