| 08 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

El edil que denunció el ‘boato de negros’ recula para salvar a su alcaldesa

El portavoz de ‘Cambiemos’ que sustenta a PSOE y Cs en Orihuela calificó de "racista" el desfile en las redes sociales y proponía al pleno la condena al boato del embajador Moro 2022

| A. Maestre Edición Elche

El Grupo Popular en el Ayuntamiento de Orihuela ha denunciado que el portavoz del grupo Cambiemos, Carlos Bernabé, “una vez que ha causado el mayor daño posible tanto a personas como a instituciones y al prestigio de nuestra ciudad, retiró la moción que había presentado” para debatir en el pleno ordinario de este jueves, en el que proponían la condena al boato del embajador Moro 2022 que había calificado de “racista” en las redes sociales.

Los populares lamentan que el edil de la formación podemita se haya tragado sus principios para “evitar que la alcaldesa Carolina Gracia, el Grupo Ciudadanos y ellos mismos, vuelvan a hacer declaraciones sobre el acto”. Advierten que los concejales de Cambiemos quieren ahora “dar el asunto por zanjado”, después de haber vertido graves acusaciones sobre el Embajador Moro, su familia y las tradiciones festeras de Orihuela.

Para Mariola Rocamora, concejala del Grupo Popular, “ha sido desafortunado e inapropiado escuchar el nombre de Orihuela en medios de comunicación nacionales durante toda una semana por un acontecimiento que no es más que la recreación de un hecho histórico puesto en escena en las calles de Orihuela”. La edil considera “bochornoso” que un grupo político municipal de escasa o nula participación en la Fiesta, critique y lapide años de esfuerzo de la promoción turística y festiva de las fiestas de Orihuela, “sin conocimiento de lo que una embajada y su boato lleva consigo”.

 

Rocamora lamenta “la intencionalidad con la que han querido trasladar a la ciudadanía en general la imagen de racismo y xenofobia en un acto que en ningún momento se ha visto reflejado en la embajada mora”. Además, añade que el hecho escenifica una época real del pasado.

La edil del PP lamenta que “el daño ya se ha producido y toca pedir responsabilidades de todo tipo”. Alerta de que pondrán este asunto en manos de los juzgados “por si se ha podido cometer algún delito por injurias o por odio, e incluso, responsabilidad política, por haber situado a Orihuela en el centro de atención de los programas sensacionalistas y que han trasladado a sus audiencias una imagen totalmente sectaria y distorsionada de la realidad”.

 

Mariola Rocamora reclama que “Carolina Gracia y el resto de los grupos no deben dejar pasar este hecho como si no hubiese ocurrido y tienen que decir qué medidas piensan adoptar en un futuro inmediato para contrarrestar esta mancha que los de la coalición de la extrema izquierda oriolana ha vertido sobre la ciudad”.