| 13 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Decenas de personas en plena carrera para coger un sitio en la playa de Torrevieja
Decenas de personas en plena carrera para coger un sitio en la playa de Torrevieja

Preparados, listos… Carreras matinales para coger sitio en la playa

Desde las cinco de la mañana hay personas haciendo cola para coger una de las parcelas en la playa de Torrevieja donde pasar la mañana junto a la familia. Es una competición diaria

| A. Maestre Edición Elche

Algunos ni respetan la cola y saltan por el pequeño desnivel que hay entre el paseo y la arena en cuanto el vigilante da la señal. A las siete de la mañana la playa urbana de Torrevieja está muy solicitada, y es que a esa hora se permite la entrada y la ocupación de parcelas. La mayoría son personas mayores que han madrugado para coger sitio, para ellos y para toda la familia. Pero también hay jóvenes que pasan unos días de vacaciones y no quieren quedarse sin su trocito de sol playero.

Muchas familias tienen sitio en la playa de Torrevieja gracias a que el abuelo o la abuela cogen sitio desde primera hora de la mañana. Antonia dice que ha llegado a las cinco, para procurarse una buena parcela en primera fila para ella, su hija, su yerno y sus nietas. A las siete plantan sombrillas y sillas, montan el chiringuito y hacen turnos para permanecer allí, por lo menos una persona o la policía vaciará la parcela.

Santiago baja a las seis y dice que ya hay más de veinte personas en la cola. Él está pasando sus vacaciones en Torrevieja junto a su esposa, ambos jubilados y octogenarios. En agosto llegará su hijo y sus nietos y seguirá bajando a coger sitio para ellos.

Se requiere 'permanencia'

La premisa es que hay que permanecer en la sombrilla desde que se instala. No vale ocupar el sitio e irse a desayunar. “La policía local ha retirado más de cincuenta sombrillas hoy”, asegura María, que llegó a las seis y media para coger un sitio en tercera fila.

La imagen de la playa de Torrevieja a las siete y cuarto de la mañana es de parcelas ocupadas por una sombrilla y una única persona. A partir de las diez todo cambia, llega la familia con más sillas, la nevera y las toallas y las parcelas se llenan. Algunas se quedan pequeñas, por eso, si la familia es muy numerosa y a primera hora baja la pareja de abuelitos, se instalan uno en cada parcela.