| 25 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Control de la Policía Local en Alicante
Control de la Policía Local en Alicante

Pocos motivos para reír

Los Derechos Fundamentales no se pueden suspender bajo el criterio de “prudencia” que es lo que alega el Presidente Ximo Puig

Están los ciudadanos un tanto enfadados para ir soportando las gracias de algunas responsables políticas que debieran estar abochornadas de la crisis económica que nos deja la pandemia después de la crisis sanitaria. Hay pocos motivos para hacer gracias. Hemos sufrido un largo año de restricciones de derechos fundamentales, sectores económicos sin actividad, muertes en residencias y fuera de ellas y ciudadanos empobrecidos, entre otros males.

Digo esto por el comentario irónico que realizó el otro día la Vicepresidenta Mónica Oltra al anunciar la prórroga del estado de queda en la Comunidad Valenciana; “los valencianos seremos la cenicienta y se cree que provoca risa, más bien lo que produce es vergüenza ajena al demostrar una falta total de empatía con la privación de libertades que tenemos que sufrir los ciudadanos después de más de un año. La libertad es, después de la vida, uno de los valores prioritarios de la persona. Los madrileños lo han dicho bien claro. A lo mejor se piensa que todos los madrileños son “fachas”. Pero no, a Ayuso le ha votado jóvenes, mayores, personas de zonas rurales o urbanas, sólo un 30% de la gente que se autodefine como de izquierda ha sido fiel a partidos de este bloque. Puede verse aquí

El gobierno central también tendrá que reflexionar. Después de más de un año de epidemia se ha lavado las manos en favor de las Comunidades Autónomas para que cada una establezca sus propias normas. No me parece del todo mal la descentralización, pero sí que es criticable que el gobierno no adopte medidas legislativas y le mande el marrón a los Tribunales Superiores de Justicia. El TSJCV ha recordado que hubiera sido deseable una producción normativa ad hoc y específica para evitar contradicciones. El caos jurídico está servido. Ya se ha visto, en tan solo dos días. El Tribunal Superior de Justicia en Euskadi, ha denegado el toque de queda. El de Canarias tampoco lo autoriza, pero su gobierno ha dicho que lo va a aplicar. En la Comunidad Valenciana si se han autorizado las medidas solicitadas por el gobierno autonómico.  Si el PP valenciano quiere ser coherente con el mensaje que le ha dado el triunfo a Ayuso el 4 de mayo, ya tendría que haber recurrido el auto judicial que autoriza el toque de queda 15 días más.

Una alternativa al toque de queda puede ser un buen dispositivo de control de los botellones

El gobierno valenciano pedía medidas para tres semanas, pese a tener la mejor tasa sanitaria del país, pero de momento sólo tiene la convalidación hasta el 24 de mayo. Los Derechos Fundamentales no se pueden suspender bajo el criterio de “prudencia” que es lo que alega el Presidente Ximo Puig. Es lógico que la evolución de los indicadores sanitarios sea los que señalen las medidas que deban tomarse. Pero no deja de ser contradictorio que se siga pidiendo estado de queda cuando se piensa tirar a la calle a 4.000 sanitarios que han reforzado la atención sanitaria durante la pandemia. Puede verse aquí

Una alternativa al toque de queda puede ser un buen dispositivo de control de los botellones y permitir de una vez por todas la movilidad nocturna, pero ciertos políticos prefieren el control ciudadano. Para algunas políticas, la libertad no es importante, pero no debería el Botanic jugar con fuego porque a lo mejor se quema.

Victoria Rodríguez-Blanco

Jurista y politóloga