| 08 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

“Paciencia, escucha y apoyo”,el consejo de expertos en Salud Mental a los padres

Especialistas del Hospital del Vinalopó insisten en la importancia de la rutina, una alimentación saludable, ejercicio, un buen descanso y acompañarles en los buenos y malos momentos

| D. Callejas Edición Elche

Especialistas en Salud Mental del Departamento de Salud del Vinalopó, del grupo sanitario Ribera recomiendan paciencia, escucha ya apoyo de los padres a sus hijos en el inicio del nuevo curso escolar, así como recuperar cuanto antes sus rutinas.

María Victoria Rodríguez Noguera, psiquiatra de la Unidad Infanto-Juvenil del Departamento de Salud del Vinalopó asegura que “los padres deben mostrar una actitud tranquila y no ansiosa con el hecho de que sus hijos comiencen las clases, a pesar de ver que sus hijos lo pasen mal yendo”. El consejo que da la profesional a los progenitores es la importancia de transmitir a él o la menor que el colegio o el instituto “es un lugar seguro y enriquecedor, donde van a aprender y a disfrutar”.

 

Para la doctora Rodríguez Noguera, el tiempo estimado como normal para la adaptación “va entre 1-3 semanas, pero podría alargarse hasta 2 meses en casos donde los menores presentasen un trastorno emocional diagnosticado”. Además, apunta que algunos de los síntomas que pueden alertar a los padres de que la adaptación no está siendo buena pueden ser la tristeza y llanto en los niños y la irritabilidad, poca comunicación y el aislamiento social en los adolescentes.

La especialista asegura que una buena forma de que los padres ayuden al niño que no quiere ir al colegio o que le está costando mucho adaptarse a la rutina de los horarios y las horas fuera de casa “consiste en realizar el acompañamiento hasta el colegio y hablar con los profesores de las dificultades que presenta el menor. Es importante saber que, cuando nuestro hijo presenta síntomas de ansiedad que le impidan acudirá a clase es importante pedir ayudar a los profesionales. En este sentido, ante el absentismo escolar de dos semanas de duración habría que comunicarlo al pediatra para realizar una intervención desde la Unidad de Salud Mental Infanto-Juvenil”.