El Semanal Digital
17773_cristina_cifuentes_primer_plano_perfil.jpg
Cristina Cifuentes, en mayo de 2015 (EP)

POR ALFONSO SERRANO

Desmontando la moción de censura de Podemos en Madrid (y en España)

Facebook El Semanal Digital Twitter El Semanal Digital
El secretario general del PP en la Asamblea de Madrid describe las intenciones de Podemos en las mociones contra Rajoy y Cifuentes y lamenta el descrédito que provocan en la política.

 

Después de unas semanas en las que, tras su anuncio, se han dedicado a alterar el patio y a agitar a su propio partido pero sin presentar proyecto ni candidato alternativo, la semana pasada Podemos activó las mociones de censura en el Congreso de los Diputados y Asamblea de Madrid.

Al final, se han dado de bruces con la realidad; mucho circo, mucho postureo, pero las normas están para cumplirse y las mociones de censura en España son constructivas, es decir, con proyecto y candidato alternativo. Y lo más importante, no se anuncian, se presentan y se registran.

El objetivo de Podemos es poner al PSOE nuevamente en la disyuntiva de “o conmigo o con el PP”

Antes de nada una aclaración. Al margen de las opiniones y del debate sobre legitimidad y/u oportunidad, lo que todo el mundo tiene claro es que esto no es una moción de censura contra el PP, contra Rajoy y Cifuentes, no. Lo que Podemos está haciendo es, cual boa constrictor, dar una vuelta más sobre el cuello del PSOE. Ese es su objetivo.

Sin alternativa

Porque sólo habría otras dos opciones que tampoco se cumplen. La primera sería la viabilidad parlamentaria. Sabían antes de registrarla que no tenían los apoyos, por lo tanto su objetivo no era cambiar el Gobierno. La segunda, (aun sabiendo que no saldrían los números) sería para presentar una propuesta alternativa y visibilizar un nuevo liderazgo en momentos de supuesta incertidumbre política.

 

 "Podemos se ha acomodado en las instituciones que tanto critican y ante su electorado que les pide mayor agitación: por eso y por apretar al PSOE presentan dos mociones de censura inútiles"

 

A González (recién elegido Secretario General del PSOE) le salió perfecto, la de Hernández Mancha ya sabemos cómo acabó. En este caso no hay más proyecto que “echar al PP” y si el candidato del Congreso, que ni siquiera representa a la segunda fuerza política del país, es de sobra conocido, la candidata en Madrid es un parche para este nuevo número Podemos.

Ahora ahondaré en ello. Por lo tanto, el objetivo de Podemos no es sino poner al PSOE nuevamente en la disyuntiva de “o conmigo o con el PP”, tratando de interferir en la agenda socialista e incluso en las primeras acciones del nuevo Secretario General.

¿Manifestará Iglesias su apoyo al secesionismo para lograr el apoyo de los diputados de esos grupos?

Logrados los titulares, lograda la agitación partidista, logrados varios #trendingtopics y tras varias manifestaciones (no con mucho éxito por cierto) Podemos afronta, prácticamente solo, dos mociones de censura que liderará (ahí tienen su circo) pero de nulas consecuencias (la nada). Su irrupción en las instituciones da un salto cualitativo que también tiene una explicación interna. Se han acomodado en las instituciones que tanto critican y ante su electorado que les pide mayor agitación.

¿Y Pablo Iglesias?

Será interesante escuchar a Pablo Iglesias exponer su modelo alternativo. No, no hace falta irse a, ni mencionar a Venezuela para hacernos una idea. ¿Manifestará su apoyo al derecho de autodeterminación en Cataluña para lograr el apoyo de los diputados independentistas? ¿Expondrá como ejemplo de gestión los múltiples casos de nepotismo en los llamados “ayuntamientos del cambio”? Estos ejemplos de gestión han provocado la huida de 12.000 millones de euros en inversiones para sus municipios ¿Esa es la alternativa?

La ruina "del cambio"

Lo mismo podríamos decir de Madrid. La Comunidad tiene al frente a una Presidenta que ha hecho de la necesidad virtud y que ha sabido leer los nuevos tiempos como casi nadie: capacidad de diálogo y negociación, gestión eficaz, compromiso social, defensa de la libertad individual, voluntad de diálogo, así como integridad y honradez.

Sí, honradez. La honradez de una dirigente capaz de llevar a la Justicia casos que tocan a su propia administración y que pudieran afectar a compañeros (por favor búsquenme un precedente similar), o que ha impulsado en el Gobierno y en el PP de Madrid un código ético con un nivel de exigencia muy superior al de resto de partidos.

 

 "Podemos anunció su moción sin candidato, como si una quedada en Sol para luego irse de botellón tuviera más legitimidad que 129 diputados de la Asamblea"

Recientemente una encuesta le otorgaba más de un 63% de apoyo entre los madrileños, es decir, decenas de miles de madrileños que no la habían votado valoraban positivamente su gestión. A todo ello se suma que se ha convertido en un referente político dentro y fuera del Partido Popular.

Ante esta situación no es de extrañar que para aquellos que creen que todo vale en política, Cifuentes sea una pieza a abatir. Y a tal fin, lo mismo da atacarla sin base jurídica ninguna, hacerla el paseíllo en una sesión de la comisión de investigación convocada exclusivamente contra ella o montar una moción de censura.

A Cifuentes le atacan sin base jurídica alguna, para hacerle el paseíllo

Presionar a PSOE y C´s

Pero lo más chocante es la alternativa. Podemos en Madrid anunció la moción sin proyecto alternativo ¡y sin candidato! La excusa era el contacto ciudadano, el hablar con la gente, el movilizar a la sociedad (poco por cierto, muy poquito), como si 20.000 firmas en internet, o una quedada en Sol para luego irse de botellón tuvieran más legitimidad que el voto de los 129 diputados de la Asamblea.

Como si pretendieran decir que la moción la han ganado en la calle, que es un clamor de la sociedad que sólo ellos representan y por tanto, quienes nos sentamos en la Asamblea de Madrid poco tenemos que decir o aportar. La realidad es que la “ocurrencia” se presentó sin calibrar las consecuencias salvo, una vez más, intentar presionar a sus compañeros de oposición PSOE y Ciudadanos.

Finalmente la candidata será Lorena Ruiz Huertas, actual Portavoz en la Asamblea. Uno hubiera pensado que iba a ser Ramón Espinar, líder de la formación en Madrid. Cabría esperarlo de quien se pasa el día dando lecciones y atacando a Cifuentes y al Partido Popular, cabría esperar que quien se pasa el día soltando soflamas en twitter o recorriendo platós de TV con su mensaje, diera el paso y se presentara.

 

 

 "Lo que Podemos está haciendo es, cual boa constrictor, dar una vuelta más sobre el cuello del PSOE. Ese es su objetivo."

No es sólo una cuestión de valentía y coraje, sino también de asumir la responsabilidad y de ser coherente con lo que uno dice. Me dicen que no se autodescarta para 2019, pero entonces ¿por qué no ahora? Quizá sus últimos ejemplos de incoherencia o su experiencia con la especulación inmobiliaria u otros asuntos familiares no le hacía el candidato idóneo.

Hay quien hablaba de Iñigo Errejón, postulado desde hace meses desde el oficialismo Pablista. Para ser investido Presidente hace falta ser Diputado según el Reglamento de la Asamblea, pero no se expone similar requisito en una moción de censura. Igualmente el Estatuto habla de la no necesidad de ser Diputado para ser Consejero o ViceConsejero.

¿Y Errejón? Mejor esperar a que el protagonista de la beca black aterrice en su “destierro madrileño” cuando vaya acabando la legislatura

En fin, un lío. Mejor esperar a que el protagonista de la beca black aterrice en su “destierro madrileño” cuando vaya acabando la legislatura. O no. En definitiva, si la alternativa para Madrid frente a Cifuentes no es quien manda en Podemos, ni tampoco el paracaidista designado, ¿qué queda? La Portavoz.

Un Juego de Tronos

Recordemos que la Sra. Ruiz-Huertas es portavoz fruto del Juego de Tronos producido en Madrid cuando Espinar se alzó con la Secretaría General. Fulminaron a José Manuel López, el candidato con el que se presentaron a los madrileños,  postergándolo a la última fila de su bancada para auparla a ella.

Todo muy democrático, muy círculos, muy de escuchar a la gente. Es de esas veces en las que cobra sentido esa frase de “Otro vendrá que bueno te hará”. López ya era un buen portavoz (con toda la distancia política que quepa), pero cada miércoles de control su figura crece en el recuerdo.

La Portavoz/candidata de Podemos se presenta sin bagaje alguno ni capacidad demostrada. Es cierto que hay plenos en los que eleva el tono y transgrede cualquier límite de cortesía, pero poco se puede esperar de quien afirma sin rubor que “la Policía maltrata sistemáticamente a los detenidos”. Han leído bien. Quizá le suene a argumento manido en otros ámbitos de nuestra historia pero no, son declaraciones de la Portavoz de Podemos en julio de 2014.

A esta hora desconocemos si Cifuentes o Rajoy intervendrán en esa moción. Los Reglamentos no lo contemplan, ya que es una figura pensada para la exposición de los proponentes y el “lucimiento y/o examen” de la candidata o candidato que deben responder al posicionamiento del resto de portavoces parlamentarios.

López ya era un buen portavoz de Podemos, cada miércoles su figura se agranda al ver a Lorena Ruiz

La legitimidad es del voto

Son muchos los que creen que daría para sentarse con un bol de palomitas y ver como en la comparación no hay color posible. Es evidente que Podemos en Madrid busca  ese cuerpo a cuerpo (como si su candidata lo necesitara para reafirmar su ¿liderazgo? en el seno de su grupo),   y está muy claro que Iglesias busca el circo y el show al que nos tiene acostumbrados.

Sea como fuere, los debates se producirán y las mociones no prosperarán. Después del circo, la nada. Desde el PP seguiremos el día siguiente con nuestro trabajo en aras de mejorar la vida de los madrileños. Con aciertos y errores se nos paga para eso. No seremos #trendigtopic tantas veces como Podemos, pero al menos confiamos en que los ciudadanos sigan confiando mayoritariamente en nosotros, con su voto, que es como se dan y quitan razones, que es como en un sistema democrático se determina quien sí representa a una mayoría social y quien pretende deslegitimar las instituciones para intentar lograr lo que la gente no les da: su voto.

 * La moción de censura se debatirá en la Asamblea de Madrid el próximo 8 de junio

 

Vídeos relacionados

Comenta esta noticia