17 de enero de 2018
facebook twitter
El Semanal Digital
28900_puigdemont_gesto.jpg
Marta Rovira, disfrazada de Puigdemont

DESCARTADA LA INVESTIDURA A VOCES

Puigdemont reclama que los catalanes se muden a Bélgica

Facebook El Semanal Digital Twitter El Semanal Digital
Tras descartar la investidura por telequinesia, Whatsapp, Skype o chillando muy fuerte desde Bruselas, el líder secesionista propone esa medida para garantizar que pueda ser president.

 

 

Carles Puigdemont ha dado por fin con la solución para poder ser investido como nuevo president de la Generalitat: "Si Mahoma no va a la montaña, más vale pájaro en mano", aseguró a sus cercanos enigmáticamente antes de anunciarles su propuesta: "Empadronar en Bélgica a todos los catalanes".

De esta manera, cree el líder de Junts per Calçot que se acabarán con los problemas derivados de su situación de exiliado y se logrará retener el Govern, aunque no se tenga claro aún para qué. Antes de alcanzar esta conclusión, Puigdemont se había planteado varios métodos para lograr la investidura, todos descartados en el último momento por su complejidad técnica o jurídica.

En un documento al que ha accedido El Pato Cojo, se desglosa la estrategia fallida de Carles para conseguir su objetivo, antes de llegar a la propuesta definitiva. Hasta tres planes alternativos diseñó antes de dar con la tecla correcta:

Chillar muy alto desde Bruselas. El president quiso tomar posesión a voces, considerando que en unas condiciones determinadas de calma meteorológica y aprovechando los vientos centroeuropeos en sentido sur, su voz llegaría hasta el Parlament.

Disfrazar a Marta Rovira de Puigdemont. Ésta fue la estrategia preferida por el líder, pero las desavenencias con ERC impidieron que fructificara pese a la oferta que le hizo al partido rival: él estaba dispuesto a disfrazarse de Rovira a cambio o, si lo preferían para dar más opciones, de Papá Nöel.

 

Llach se ha ofrecido a amenizar el viaje del éxodo con sus temas y Rufián a contar chistes de Junqueras

 

Por telequinesia. Puigdemont está convencido de tener superpoderes mentales, y pone como ejemplo la capacidad de haber hipnotizado a dos millones de catalanes. Su propuesta de cerrar los ojos y concentrarse mucho para hacer llegar a cada diputado su discurso de investidura fracasó por la negativa de los miembros de la CUP a cortarse el pelo y quitarse los piercing, algo necesario para sortear contaminación electromagnética.

Fundar la República allí

Abortadas todas esas alternativas, la más factible ahora es mudar definitivamente a sus votantes, los de ERC y los de la CUP, con los de En Comú Podem como testigos neutrales, para fundar en la capital europea la República de Catalunya Lliure.

Aunque hasta el momento no hay un censo real para poder desarrollar el despliegue logístico necesario para tan importante desplazamiento en masa, sí se sabe que Lluís Llach se ha ofrecido a amenizar el viaje y que Gabriel Rufián contará chistes de Junqueras para que todo el mundo tenga presente al líder de ERC.

 

Comenta esta noticia