21 de febrero de 2018
DIRECTOR ANTONIO R. NARANJO
El Semanal Digital
30281_leticia_dolera.jpg

LOS PRODUCTORES DE NABOS LA SECUNDAN

Dolera reclama que el Goya al mejor actor se lo den a ella

La gran actriz exige a Walt Disney que el pato Donald sea la pata Donalda y justifica su presencia en 'Al salir de clase' en su lucha contra el heteropatriarcado desde la base, el colegio.

La actriz Leticia Dolera, protagonista de un sinfin de películas inolvidables que nadie recuerda, protagonizó la 32 Edición de los Premios Goya con un discurso emocionante, cargado de razón, original y divertido que, por un fallo de guión achacable a un guionista masculino, coincidió sin embargo con uno de los cortes publicitarios de la gala y no llegó a los hogares españoles.

La actriz cree que su lucha habrá terminado cuando una mujer reciba el Goya y el Oscar al Mejor Actor

El Pato Cojo, presente en la ceremonia, pudo rescatar sin embargo el monólogo de la artista, receptora de una ola de afecto tras conocerse que hace 15 años, según reveló ella misma en una entrevista con Ana Pastor, fue objeto de acoso sexual por un hombre cuya identidad prefiere no revelar pese al tiempo pasado:  "Para qué señalar a uno cuando puedo lograr  que todos os sintáis fatal por heteropatriarcales", según su explicación.

Dolera comenzó su intervención exigiendo que, o este año o el siguiente, le concedieran a ella misma el Goya al Mejor Actor "y la nominación al Oscar en la misma categoría", al objeto de demostrar que no se ponen "barreras artificiales" al progreso de la mujer en el cine.  Y no quedó ahí la cosa: también reclamó que Walt Disney diera un giro a su línea sexista y en adelante grabara películas de la Pata Donalda; que el campeón de los pesos pesados de boxeo fuera Marisa Paredes y que Matías Prats se cambiara de sexo para dejar de ser un obstáculo a la paridad.

Las palabras de la actriz, fichada recientemente como imagen corporativa de un nuevo champú anticaspa, incluyeron un reproche a los organizadores de los Goya, a quienes acusó de convertir el evento "en un campo de nabos", provocando que Javier Bardem y todos los hombres presentes en la sala pidieran perdón apretándose en la ingle un cilicio repartido para la ocasión por la propia Dolera.

Los nabos

Los productores de nabos emitieron a continuación un comunicado desmarcando a su producto de toda connotación sexista y recordando que, desde la entrevista entre Dolera y Pastor, ellos remitieron una circular al sector pidiéndoles que en adelante se refirieran a la hortaliza con algunas de sus acepciones alternativas como naba o berza.

 

 

Por último, la ya mítica actriz se negó a disculparse por haber participado en 'Al salir de clase' y achacó su larga presencia allí a la necesidad de trabajar en un mundo dominado por hombres "desde la escuela". Finalmente, agradeció la supresión de las azafatas de la Fórmula 1 para evitar la cosificación de la mujer y rechazó toda relación entre ese trabajo "degradante" y sus propios posados para la revista 'Esquire' hace unos años. "No es lo mismo. Y punto", señaló.

 

 

Comenta esta noticia