17 de enero de 2018
facebook twitter
El Semanal Digital
28952_el_chicle.jpg
El Chicle, tras su detención por el asesinato de Diana Quer

¿SON REINCIDENTES LOS AGRESORES SEXUALES?

Un sí a la prisión permanente

Facebook El Semanal Digital Twitter El Semanal Digital
TAGS: Diana Quer
La psicóloga de ESD defiende esta medida con argumentos médicos profesionales: los asesinos de Quer, Del Castillo o Cortés son reincidentes, así como los violadores en serie.

 

 

Parece que las buenas decisiones judiciales y políticas se esfuman con una ilógica abismal. Se ha luchado mucho para que una ley nos protegiese de psicópatas y asesinos con la que, además, disminuiría el nivel de agresiones sexuales y asesinatos .

Cuando a líderes políticos no les importa la seguridad de toda una sociedad, se ve con una nitidez absoluta su incapacidad para regir un proyecto de bienestar común. Mucho menos serán perfiles idóneos para gobernar. Actitudes caracterizadas por el capricho propio, el infantilismo o simplemente por quedar por encima de quien consiguió una buenísima ley.

La razón esencial es porque la prisión preventiva revisable es un tratamiento para la modificación de conducta delictiva.Su importancia es crucial y evita conductas agresivas y reincidentes. Sí, hay reincidencia porque son patologías cuyos rasgos fundamentales son la obsesión y repetición de esos comportamientos anómalos de gran daño a toda una sociedad.

El impulso

Atajar el impulso de quien campa a sus anchas para crear daño,sangre, horror… es incuestionable. Se gobierna y legisla para el bienestar común no para el bienestar propio y para aceptar decisiones basadas en lo atrevido de la ignorancia pero jamás en el conocimiento y la cooperación .

Es necesaria una terapia profundísima y en ocasiones acompañada de tratamiento psiquiátrico. Una vez en la calle no hay control de dichos tratamientos y de nuevo aflorarán los síntomas y consecuentemente las conductas asesinas.

 

Estos agresores necesitan tratamiento continuo. Si en la calle se lo saltan, volverán a reincidir

 

Recordamos la muerte de la niña Mary Luz Cortés, de Marta del Castillo y recordemos a sus familias que, con las fuerzas agotadas después de tanto dolor, lucharon por esta ley. Se consiguió y ha sido la mejor de las decisiones.

Los violadores

El violador del chándal o el violador del ascensor han sido la prueba.Tan pronto se les concede libertad vuelven al ataque de sus presas o víctimas. En vez de preocuparse tanto por etiquetas de machismo o no machismo, por subvenciones a grupos feministas o Casas de la Mujer, no intenten eliminar una ley que reduce violaciones y asesinatos más que la ley de violencia de género, de la que muchos dudamos.

Simplemente porque vemos a un ser humano y dos conceptos esenciales, verdugo y víctima.Y simplemente porque uno no se puede arriesgar a que aumenten las violaciones, los asesinatos que tienen su origen en una patología y desequilibrio psíquico o una psicopatía o la maldad extrema. Y jamás con etiquetas se arregla un problema acuciante y grave. No se puede esperar a ver qué sucede ni probar a retirar algo que es total y sanamente eficaz.

Comenta esta noticia