El Semanal Digital
20721_cromagnon.jpeg

PARA FRENAR EL TURISMO

Las CUP exigen que se esconda el sol y quemar el Museo del Prado

Facebook El Semanal Digital Twitter El Semanal Digital
Las juventudes de CUP y de Bildu barajan quemar el Museo del Prado o el Acueducto de Segovia, considerados focos de atracción de indeseables. "Sólo queremos perroflautas", afirman.

 

 

"O el sol se esconde voluntariamente, o tendremos que prohibirlo". La nueva campaña contra el turismo de las juventudes de las CUP y de Bildu incluye un ultimátum al Astro Rey, de quien dicen "estar hasta los huevos de su colaboración con el capitalismo".

En el borrador de un comunicado al que ha accedido El Pato Cojo, Arrán y otros colectivos que también optan al Nobel de la Paz pedirán que cese la actividad del sol, a quien señalan como principal responsable de la buena marcha del turismo en España.

"Si no estuviera aliado con el IBEX 35, el neoliberalismo y Rajoy, las calles de Barcelona, Donosti o Palma de Mallorca podrían librarse de toda esa chusma extranjera que se gasta dinero y llenarse de solidarios perroflautas con diábolos", explica el texto.

Errejón respalda las restricciones en las playas y anuncia que él dejará el rastrillo en casa y sólo llevará una pala

Y eso sólo será una primera fase. En la siguiente, para completar la limpia de peligrosos ingleses o despiadados noruegos, Arrán reclamará que se quemen el Museo del Prado, la Sagrada Familia y el Acueducto de Segovia, considerados "auténticos focos de atracción de turistas sin corazón".

Respaldo "con moderación"

De momento, el president de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha visto con buenos ojos la primera iniciativa, al considerar que el sol es un símbolo de la opresión de España. "Recuerden el Cara al Sol, a ver si se piensan que es casualidad, todo encaja". La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, considera "excesivo" el boicot, aunque se reiría bastante si lo llevaran a cabo, según su entorno.

Finlamente, Íñigo Errejón se ha mostrado favorable a los ataques de autobuses "con moderación" y a limitar el turismo, si bien ha reclamado que a él personalmente le sigan dejando acudir a la playa con un cubo y una pala. "Al rastrillo renuncio sin problemas, todos tenemos que aportar nuestro granito de arena", remata.

 

Vídeos relacionados

Comenta esta noticia