| 03 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Ignacio Galán, presidente de Iberdrola
Ignacio Galán, presidente de Iberdrola

Los resultados en el exterior permiten a Iberdrola mantener los precios aquí

El fuerte músculo inversor demostrado por la energética que preside Ignacio Galán ha permitido impulsar el crecimiento de Iberdrola y ofrecer a sus clientes en España las mejores tarifas.

| R. Martínez Empresa

Unas inversiones récord de 9.940 millones de euros han llevado el beneficio neto de Iberdrola en 2021 hasta los 3.885 millones de euros, un 8% más que en 2020, siendo Estados Unidos y España los principales mercados destinatarios de las mismas con más de la mitad de ese importe. En España las inversiones han crecido un 14%. La capacidad de generación renovable ha aumentado gracias a ello un 10%.

Los clientes no regulados de la compañía en España han podido beneficiarse de tarifas fijas que se han mantenido al margen del impacto de los altos costes energéticos, ya que Iberdrola no ha querido obtener beneficios extra como consecuencia de los elevados precios de la energía. En su apuesta por el empleo joven, la compañía ha contratado a más de 5.500 personas, en su mayoría jóvenes.

El 90% de las inversiones se ha destinado al desarrollo de nueva capacidad renovable y a redes inteligentes, acelerando la construcción y la puesta en marcha de MW verdes. En los últimos 12 meses, se han instalado casi 3.500 MW renovables: 1.181 MW fotovoltaicos, 1.141 MW eólicos terrestres, 998 MW hidroeléctricos -gracias a la incorporación del Tâmega en Portugal- y 162 MW de baterías. La capacidad en construcción alcanza los 7.800 MW, de los cuales 2.600 MW son eólicos marinos. 

La actividad eólica marina de Iberdrola se afianza a pasos agigantados y se consolida como la compañía líder mundial en este campo. La compañía cuenta con 1.260 MW offshore en operación, 2.600 MW en construcción y 4.600 MW en desarrollo avanzado que entrará en operación antes de 2027.

Estos guarismos permiten que la remuneración al accionista crezca un 5% y se sitúa en 0,44 euros por acción. El Consejo de Administración ha propuesto a la Junta General de Accionistas un dividendo complementario de 0,27 euros brutos por acción, a los que hay que sumar el dividendo a cuenta de 0,17 euros brutos por acción abonado febrero.

La aceleración de las inversiones nos permite crecer a un ritmo superior al previsto. Estos resultados reflejan el éxito de un modelo sostenible y nos animan a seguir trabajando hacia la descarbonización del planeta”, afirma Ignacio Galán, presidente de Iberdrola, que confía superar los 10.000 millones de inversiones en 2022.