| 18 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

IAG renuncia a comprar Air Europa

En las condiciones actuales la operación no es viable para el operador aéreo, que iba a pagar 500 millones por la aerolínea de la familia Hidalgo. Iberia no renuncia a tomar el control.

| ESdiario Empresa

IAG, el holding aéreo del que forma parte Iberia, ha anunciado que desiste de su intento de compra de Air Europa en las condiciones en las que se planteaba hasta ahora. El grupo ha comunicado a la CNMV que está en negociaciones avanzadas con Globalia, propietaria de Air Europa, para rescindir el acuerdo firmado el 4 de noviembre de 2019 según el cual la filial de IAG, Iberia, había acordado adquirir la totalidad de las acciones de Air Europa.

Varios temas se unen para que IAG tome una decisión que puede desembocar en la ruptura total o en un nuevo acuerdo si se abren nuevas conversaciones, como se señalan diversas fuentes. Después de dos años de negociaciones, el escenario se ha modificado radicalmente, con el sector aeronáutico afectado por una crisis histórica causada por la pandemia. El precio de Air Europa pasó de los 1.000 millones iniciales a 500 millones, que ahora tampoco IAG quiere pagar.

Las noticias que llegan desde Bruselas tampoco han ayudado a que se avance hacia un acuerdo con Air Europa. Las condiciones para la operación se acercan al veto. Queda claro que las autoridades de la competencia no aceptan el plan presentado por el holding para tomar el control de la compañía de la familia Hidalgo.

La apertura de unas nuevas negociaciones permitiría ganar tiempo para que la actividad aérea vuelva a la normalidad, y que pueda hacer rentable pagar una cantidad próxima a los 500 millones o pactar una reducción. Si bien la cuestión de las presiones de otras grandes aerolíneas para que la transacción se hunda definitivamente va a permanecer.  Y es casi el principal obstáculo, por lo que la salvación de Air Europa de la mano de Iberia se acerca a la utopía, mientras que el Gobierno va a tener que implicarse en encontrar una solución.

Pero parece que es su objetivo. Después de conocerse la renuncia de IAG, el Ministerio de Transporte será el encargado de analizar si Air Europa es viable. Y si es estratégica para el sector aéreo o turístico.

Iberia no quiere renunciar al 100% a fortalecerse con Air Europa, en áreas como el hub del aeropuerto de Barajas y las conexiones con América Latina. En esta etapa que ahora se abre, Globalia recibirá 45 millones de euros de Iberia, cantidad que en calidad de indemnización le permitirá afrontar los problemas de liquidez que arrastra. Pero, aunque la cantidad sea más elevada, no asegura su futuro.

Unas nuevas conversaciones necesitarían el visto bueno de la SEPI, que aportó 475 millones de euros a Air Europa. Esta condición no presentaría problemas porque el Gobierno quiere evitar la quiebra de la aerolínea o que pase a manos de un grupo no deseado.