| 01 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Iberdrola: una Junta con el viento a favor

La energética celebra este viernes el encuentro con los accionistas, peleando el primer puesto de la Bolsa y con inmejorables perspectivas de liderar la transición energética.

| Carlos Alarcón Empresa

Iberdrola llega al examen con sus accionistas en las mejores condiciones. El próximo viernes se celebra el cónclave en Bilbao, en un momento en el que todo pinta en oro para la eléctrica vasca. La entidad alterna con el gigante Inditex el primer puesto del cajón de la bolsa de Madrid.

El motivo de las buenas perspectivas es el inmejorable posicionamiento global que tiene la energética en un futuro inmediato, y a largo plazo. Así lo han entendido también sus principales accionistas Qatar Investment Authority (9%), Black Rock (5%) y Norges Bank con casi el cuatro por ciento. Todos ellos se han felicitado por la buena marcha de la compañía. El propio Emir de Catar, Tamin bin Hamad Al Thani, hizo un reconocimiento expreso en su reciente visita a España.

La invasión de Ucrania ha dejado al descubierto las costuras energéticas de la vieja Europa. La dependencia de los combustibles fósiles rusos ha llevado a la Unión Europea a acelerar los mecanismos de transición energética. A día de hoy, se hace más indispensable que nunca el autoabastecimiento. La necesidad de que los países sean autónomos y de que vayan dejando progresivamente de lado los combustibles contaminantes para apostar por el aprovechamiento de los recursos naturales.

Y es ahí, donde Iberdrola está situada en una posición envidiable: líder europea en producción de energía limpia y peleando las principales eléctricas del mundo para ver quien se sienta en lo más alto del cajón. Esta posición no es casual. Hace 20 años su presidente, Ignacio Sánchez Galán, apostó por las energías renovables como opción clara de futuro. Hoy, el contexto internacional, la situación del planeta y la capitalización de la compañía le dan la razón.

Iberdrola ha crecido en lo que va de año un 10%. Su valor en la bolsa española y su capitalización equivale a la suma de Endesa, Naturgy y Repsol. El pasado año realizó una inversión de 9.900 millones de euros y el mercado le ha reconocido el esfuerzo colocando a la eléctrica en un lugar de privilegio. Pero no sólo. Los activos de la entidad son en realidad certezas de su salud.

Iberdrola cuenta con una capacidad instalada de cerca de 40.000 MW, con un plan trazado hasta 2025. El objetivo es contar con 60.000 MW en el primer cuarto de este siglo. Para lograrlo, en los próximos años continuará sus inversiones en más renovables, redes, almacenamiento y en el desarrollo del hidrógeno verde en todo el mundo, con unos 75.000 millones de euros hasta 2025.

Los analistas han recogido de muy buen grado el positivo crecimiento de la compañía en Estados Unidos y Brasil, tal y como quedó de manifiesto en la presentación de resultados de abril. Iberdrola reafirmó sus previsiones de crecimiento para 2022, y espera cerrar el año con un beneficio de entre 4.000 y 4.200 millones. Los buenos resultados obtenidos en Estados Unidos y Brasil compensa el negativo comportamiento del negocio de generación y clientes en España y Reino Unido. El motivo, los altos precios de la energía.

Hace un par de semanas la eléctrica confirmó el relevo al frente de su filial AVANGRID, en Estados Unidos. Un ejecutivo español será el nuevo CEO. La eléctrica también realizó la pasada semana la salida a la bolsa Latibex de su filial brasileña de Neonergía. El camino marcado por Galán se ha revelado como el más acertado para situar a la entidad en la cumbre de le economía mundial.