| 02 de Diciembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Francesco Starace, CEO de Enel
Francesco Starace, CEO de Enel

Enel busca la plena descarbonización para 2040

La matriz de Endesa quiere acelerar su transición energética una década y convertirse en una compañía con cero emisiones netas en 2040. Ello implica el abandono del negocio del gas.

| ESdiario Empresa

Enel prevé movilizar unas inversiones totales de 210.000 millones de euros en el periodo 2021-2030 para acelerar así la transición energética y adelantar en una década, a 2040, su plan de ser una compañía cero emisiones netas, según ha anunciado el gigante energético italiano en su Capital Markets Day. Esto supone que acabará con la generación de carbón y la generación de gas, lo cual choca con la campaña actual de Endesa para atraer clientes a planes de suministro de gas y electricidad

De esta cifra, la energética italiana matriz de la española, invertirá directamente alrededor de 170.000 millones de euros, algo más de un 6% que la cifra prevista en su plan anterior, movilizando los otros 40.000 millones de euros a través de terceros.

El plan tiene como líneas estratégicas la asignación de capital para apoyar un suministro de electricidad descarbonizado; el permitir la electrificación de la demanda de energía de los clientes; así como el aprovechar la creación de valor de la cadena de valor completa y adelantar en 10 años su objetivo de descarbonización, de 2050 a 2040. 

Enel prevé que el valor creado para los clientes conlleve una reducción de hasta un 40% en sus costes energéticos, en paralelo con una reducción de hasta un 80% en su ‘huella de carbono’ para 2030

El consejero delegado de Enel, Francesco Starace, ha destacado que este plan, con 170.000 millones de euros de inversión directa hasta 2030, «supone un punto de inflexión». «La implementación del plan nos permite avanzar de la década del descubrimiento de las energías renovables a la década actual de la electrificación», añadió.

En el periodo 2022-2024, Enel se marca un esfuerzo inversor, a través de inversiones directas, de unos 45.000 millones de euros, con un incremento del 12% frente a su ‘hoja de ruta’ anterior, mientras que movilizará otros 8.000 millones de euros a través de terceros como parte de su modelo de negocio de ‘Stewardship’.

En lo que respecta al beneficio neto ordinario para los próximos tres años, espera que sus ganancias en 2021 se sitúen en una horquilla de entre 5.400 y 5.600 millones de euros y crezcan hasta los 6.700 y 6.900 millones de euros en 2024. 

En lo que se refiere a su política de dividendos para el periodo 2022-2024, Enel fija un dividendo por título para sus accionistas de 0,43 euros en el horizonte de 2024, con un crecimiento del 13% frente al estimado de 0,38 euros este año. Así, en 2022 el dividendo se situará en 0,40 euros y en 2023 y 2024 será de esa cifra de 0,43 euros por acción. La compañía aspira a una rentabilidad total entre 2022 y 2024 del 13%.