| 03 de Octubre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

Iberia llega a un acuerdo con Globalia para hacerse con Air Europa

IAG dará un préstamo de 100 millones de euros que incluye una opción de compra por el 20% de Air Europa y pone freno a la entrada de Air France en la compañía y en el `hub` de Barajas.

| ESdiario Empresa

El acuerdo alcanzado entre Iberia y Globalia, sociedad propietaria de Air Europa, por el que la aerolínea del grupo IAG les aporta un préstamo por 100 millones de euros, supone frenar las aspiraciones de Air France y beneficia a España. La transacción da al grupo que dirige Luis Gallego más capacidad para potenciar el hub del aeropuerto madrileño de Barajas y que en él no entre una compañía competidora.

Iberia se ha asegurado un año de exclusividad para negociar la adquisición de Air Europa. Si una vez cumplido el plazo las conversaciones no se han cerrado con un acuerdo, contará con los dos ejercicios siguientes «para igualar cualquier oferta de terceros por la aerolínea”. En total, el blindaje frente a Air France, Lufthansa o cualquier candidato se extiende a tres años.

La pandemia obligó a Iberia a rebajar el precio pactado, que valoraba Air Europa en 1.000 millones de euros, después llegó la crisis más grave que ha atravesado el sector desde la segunda guerra mundial y la lucha de las grandes compañías por su supervivencia. La posición de las autoridades de la Competencia de Bruselas añadió tensión, pero Iberia ha estado dispuesta a modificar el diseño de la operación para no renunciar a su planes en Barajas.

Ahora, después del último aplazamiento para cerrar la adquisición, llega este pacto que valora Air Europa en 500 millones, si bien Iberia ya la había abonado 75 millones para  para eludir posibles litigios judiciales a los que ahora se unen 100 millones de euros más. La empresa de la familia Hidalgo ha recibido también 475 millones del Estado, a través de la SEPI, entidad dependiente del Ministerio de Hacienda que tendrá que aprobar el acuerdo alcanzado entre Luis Gallego y Juan José Hidalgo.

Las negociaciones de estas últimas semanas han tenido que superar otro obstáculo: la reticencia del fundador del grupo a perder el control de la aerolínea, posición que no ha sido compartida por su hijo Javier Hidalgo que siempre se ha perfilado como su sucesor. Ha logrado que la fórmula para que Iberia dé un paso hacia el control de Europa y pare a posibles competidores sea un préstamo.

Y pese a que en este periodo se ha vanagloriado de la calidad de la flota, de la capacidad de Air Europa para sobrevivir en solitario y para hacer frente a los compromisos financieros, ha tenido que aceptar este pacto.  Al tiempo que hacia esas declaraciones ha utilizado y potenciado el interés de aerolíneas europea para presionar a Iberia y al Gobierno español.