| 01 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez
Pedro Sánchez

Sánchez convoca a los presidentes ahora tras ignorar la sexta ola semanas atrás

Los datos de incidencia están disparados y tras semanas de inacción por parte del Gobierno central, ahora busca el consenso con las comunidades

| Alejandro Alonso España

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, convocará, esta próxima semana, la Conferencia de Presidentes para abordar la situación de la Covid-19 y reforzar la cogobernanza y la cooperación institucional, según ha anunciado la Secretaría de Estado de Comunicación.

Sánchez avanzó el pasado mes de noviembre en la apertura del 14º Congreso del PSOE de Canarias que la próxima Conferencia de Presidentes Autonómicos se celebrará en la isla de La Palma, aunque apuntó a que se realizaría a principios de 2022. Por tanto, el presidente ha adelantado la celebración de este acto para la siguiente semana ante el avance de la Covid-19 en España, pese a no ver necesario la reunión hace unas semanas.

La última Conferencia de Presidentes fue la celebrada el pasado 30 de julio en Salamanca, que estuvo marcada principalmente por el plante a esa cita del presidente catalán, Pere Aragonés, y por las quejas de algunas comunidades autónomas, principalmente del PP, por el formato de esta reunión, criticando que el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, incluyó tan solo dos puntos en el orden del día y que los mandatarios autonómicos dispusieran nada más que de cinco minutos para exponer sus planteamientos.

 

Los dirigentes autonómicos han ido realizando sus propuestas y afrontando la pandemia como pueden o, como les dejan los tribunales, ya que la implantación del pasaporte covid está en manos de la Justicia,  sin que haya una pauta clara. Además, pese a que los expertos del Ministerio de Sanidad ya han recomendado reducir los comensales de las cenas navideñas, se mira para otro lado.

Sin embargo, pese a los datos de contagios y de la incidencia, esta ola no tiene nada que ver con la de las navidades pasadas. Su virulencia es mucho menor y para ello solo hay que fijarse en unos datos que dejan claro que la vacuna funciona y que sirve para atenuar las consecuencias de la enfermedad.

Las vacunas ayudan a reducir el impacto

Según los datos que elabora el Ministerio en los que detalla las diferencias entre las personas que se han vacunado y las que no, se hace notar la importancia de las inoculaciones y sirven para analizar mucho mejor la evolución de la pandemia.

Así, según concluye el propio Ministerio en su informe, entre el 11 de octubre y el 5 de diciembre de 2021, "la incidencia en personas completamente vacunadas es muy inferior a la observada en no vacunadas. La mayor diferencia se observa en personas de 60 a 79 años, con un riesgo de infección en vacunados 6 veces menor, de hospitalización 14,5 veces menor y de fallecimiento 16 veces menor respecto a no vacunados. En el grupo de 12 a 29 años, la incidencia es 3 veces inferior y 11,5 veces inferior para hospitalización".

Por tanto, la indiciencia acumulada deja de ser un indicador de la gravedad de la pandemia, sí puede servir para mostrar su expansión pero no la virulencia de una enfermedad que ha demostrado que puede ser combatida con las vacunas. Por ello, hay que seguir tomando precauciones, pero no generar alarma, pues las navidades, afortunadamente, no serán como las pasadas.