| 09 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Casado da a Sánchez una lección de dignidad reuniéndose con Guaidó

El presidente del Partido Popular exige el "cese inmediato" de José Luis Ábalos tras su reunión clandestina con la número dos de la dictadura chavista.

| ESdiario España

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha mantenido esta tarde una reunión con el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, poco después de la llegada de este último a España.

El encuentro ha tenido lugar en la Casa de América y se produce tras el escándalo que ha supuesto el encuentro clandestino entre el ministro de Transporte, José Luis Ábalos, y la vicepresidenta usurpadora de Venezuela, la número dos de Nicolás Maduro Delcy Rodríguez.

Todo indica que el plante del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez -que ha respaldado a Ábalos-  a Guaidó, que no le recibirá obedece a presiones de la dictadura chavista, que habría dado indicaciones al Gobierno mediante esta entrevista secreta de Ábalos con la mandataria bolivariana.

Al término el encuentro, Casado ha exigido a Sánchez, el "cese inmediato" Ábalos, "por mentir en seis ocasiones" sobre su encuentro con Delcy Rodríguez.

"Ábalos lleva mintiendo dos días a los españoles. Hoy hemos conocido la sexta mentira y aún no sabemos lo que pasó en Barajas", ha asegurado Casado en declaraciones a los medios tras reunirse con el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó.

El líder del PP ha criticado a Ábalos por decir que nadie le va a echar, y ha afirmado que su polémico encuentro con la 'número dos' de Nicolás Maduro afecta ya a cuatro ministros: Pablo Iglesias, Fernando Grande-Marlaska, Arancha González Laya y al propio Ábalos.

"Si Sánchez no cesa de inmediato a Ábalos llevaremos este asunto al Parlamento y también al ámbito europeo", ha afirmado Casado, quien ha lamentado que el presidente del Gobierno no haya recibido a Guaidó como sí han hecho los presidentes de Francia, Alemania o Estados Unidos, entre otros países.