| 05 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El Rey emérito a su llegada a encuentro con el Rey Felipe VI, en el Palacio de la Zarzuela
El Rey emérito a su llegada a encuentro con el Rey Felipe VI, en el Palacio de la Zarzuela

Zarzuela se protege del ataque de Moncloa ante la llegada de Juan Carlos I

La Casa Real ha insistido en que la visita del Emérito a Felipe VI es un acto privado y familiar, con la intención de proteger a la institución de los ataques.

| Yolanda Lorenzo España

Zarzuela quiere protegerse de los continuos ataques del Gobierno al Rey Emérito. La Casa Real ha optado por la discrección una vez que Juan Carlos I ha llegado a la residencia del Jefe del Estado para reencontrarse con su familia. Y es que las críticas se han recrudecido y Felipe VI no quiere dar más argumentos a Moncloa para redoblar sus ataques.

El Rey emérito ha llegado al control que da acceso al Palacio de la Zarzuela pasadas las 10.00 horas de la mañana. En el lugar se encontraba una cincuentena de personas con banderas de España que aclamaron al exmonarca, quien saludaba con la mano desde el coche en el que viajaba como copiloto y desde entonces apenas han trascendido noticias, pues desde la Casa Real siempre se ha insistido en que es un encuentro privado de carácter familiar. 

Don Juan Carlos pasará apenas unas horas en el Palacio de la Zarzuela, residencia en la que ha vivido desde hace más de 50 años cuando fue proclamado Príncipe de España. Ahí se ha encontrado con el Rey Felipe VI por primera vez casi dos años después de se viera forzado a marcharse para evitar que algunas de sus actividades, ya en el punto de mira de la justicia, dañasen a la Corona y después de casi cuatro días en tierras gallegas

El regreso a Zarzuela es breve, de apenas unas horas, ya que el Emérito volará este mismo día de vuelta a Abu Dhabi, donde ha establecido por el momento su residencia permanente, según adelantó Zarzuela.

Allí, según adelantó la Casa Real, estaba previsto un encuentro familiar sin mayor trascendencia institucional. Un deseo del propio Felipe VI consciente de que cualquier frase o palabra será escrutada con lupa por parte de los miembros del Ejecutivo. 

El Gobierno recrudece la crítica contra Juan Carlos I

Y es que, el Gobierno no ha dejado de criticar la presencia del Emérito desde que pisó suelo español, unos ataques que se han ido intensificando a lo largo del fin de semana. Incluso este lunes, la ministra portavoz, Isabel Rodríguez, ha señalado que ha perdido la oportunidad de pedir perdón a los españoles y dar cuenta de los hechos "nada éticos" ni "ejemplares".

En una entrevista en RNE, Rodríguez ha indicado que los españoles esperaban las disculpas de Juan Carlos I, que la sociedad y la democracia las merecen y que debería haber aprovechado esta visita para "dar cuenta" de las "acciones" que se han conocido durante este tiempo y que a su juicio no son compatibles con la "transparencia" y la "ejemplaridad" que le corresponden.

Así, ha añadido que esta visita daña la imagen del Rey Emérito, dado que los españoles "creyeron en su trabajo" al frente de la Casa del Rey en tiempos "muy difíciles" de transición y democratización del país pero "se han visto defraudados" por estos actos que se han demostrado, según ha afirmado. "Creo que ha perdido la oportunidad de dar la respuesta que esperan los españoles y merece la democracia", ha apuntado.

Alberto Garzón: "Estamos claramente ante una expresión muy clara de lo que es su impunidad ante sus acciones"

Por su parte, el ala morada de la coalición ha sido mucho más dura. El coordinador federal de IU y ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha proclamado en una entrevista en TVE que lo que "abochorna" y "avergüenza" a la ciudadanía española durante el regreso a España de Juan Carlos I es su "impunidad" derivada de la "inviolabilidad", una vez que reconoció que "delinquió" en la regularización fiscal de su fortuna.

Es más, ha alertado de que lo preocupante es no haber tomado medidas, desde el plano institucional, para evitar que un comportamiento como el de Juan Carlos I vuelva a ocurrir en el futuro por parte de miembros de la Casa Real, para lo cual es necesario al menos que la monarquía "rinda cuentas" y haya una "penalización" ante conductas irregulares.

Garzón ha recalcado que el Emérito no es una persona cualquier y sigue teniendo una responsabilidad, por su cargo institucional, como "mínimo ética, no solo legal", frente a su país. "Estamos claramente ante una expresión muy clara de lo que es su impunidad ante sus acciones", ha desgranado para enfatizar que Juan Carlos I "reconoció que delinquió, que había sido defraudador fiscal" y a quien la Fiscalía acusó de cohecho, tráfico de influencias y blanqueo de capitales.

 Sin embargo, estas críticas no servirán para que Juan Carlos I se aleje de España, sino que ya mostró su intención de volver regularmente a nuestro país. De hecho, regresará en junio a Sangenjo para la celebración del Campeonato del Mundo de Vela de la clase 6 Metros, que se tendrá lugar los días 10 y 18 de junio de 2022.