26 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Eduardo Zubiaurre (a la derecha), presidente de los empresarios vascos.

El jefe de los empresarios vascos no se muerde la lengua con Sánchez: Hecatombe

Pocas veces un presidente de una patronal había hablado tan claro contra el Gobierno como Eduardo Zubiaurre, de Confebask. Con una advertencia sobre la última improvisación de Moncloa.

| J.R.V España

"Vergüenza, irreponsabilidad, hecatombe". Son palabras gruesas que definen bien el estado de ánimo de los empresarios españoles tras la decisión unilateral de Pedro Sánchez de cerrar a cal y canto toda la actividad económica e industrial del país, salvo las llamadas profesiones "esenciales".

Entre los patronos, hay uno que no se ha mordido la lengua, lejos de la diplomacia con la que los responsables de la CEOE se han venido moviendo pese a un presidente entregado en la lucha contra el coronavirus a los postulados populistas de Pablo Iglesias.

Se trata de Eduardo Zubiaurre, el jefe de los empresarios vascos englobados en Confebask. No en vano, el País Vasco sustenta su economía fundamentalmente en la industria, la mecánica y la tecnología, y en gran medida, a la exportación. De ahí que el propio lendakari Íñigo Urkullu, junto al gallego Alberto Núñez Feijoó, reclamaran este domingo a Sánchez una evaluación más exhaustiva de las consecuencias de su cierre total.

"Nos parece una medida incomprensible, inaceptable, irreflexiva y se le puede añadir todos los calificativos de ese tenor. Es una vergüenza, no puedes cerrar todo un país. Así no se han hecho las cosas en ninguna parte del mundo", denuncia Zubiaurre en una entrevista en el Diario Vasco.

Y añade el jefe de los empresarios vascos: "Lo único que genera esto es histeria y pánico". "Un sábado a la tarde, cerrando un montón de actividades productivas. Las empresas se enteran un sábado por la tarde y no saben que hacer con el turno del domingo por la noche o del lunes a las seis de la mañana", se queja.

Y concluye con un vaticinio de lo que está por venir y un demoledor puyazo a la coalición entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. "Cuando resolvamos el problema sanitario vamos a tener un problema muy serio social, económico, laboral, recaudatorio, presupuestario y de todo tipo... Y con los gobernantes que tenemos la cosa se va a agravar aún más". "Estamos en una hecatombe", advierte.