| 25 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pablo Iglesias
Pablo Iglesias

Lo que dicen de Pablo Iglesias por querer ser el nuevo Jordi Évole en TV

El salto a la televisión del líder de Podemos con Jaume Roures tiene un objetivo: ser el nuevo Évole. Las repuesta a esa posibilidad no tiene desperdicio.

| ESdiario España

Una de las opciones que siempre se han barajado para Pablo Iglesias después de abandonar la política es volver a los medios de comunicación, en un proyecto televisivo con Jaume Roures, el hombre todopoderoso de Mediapro, propietario de Público y uno de los principales apoyos de Podemos y de los partidos independentistas. 

Según la información que publicó Javier Chicote, en ABC, la idea pasaría por profesionalizar lo mismo que ya hizo en La Tuerka o Fort Apache: lo llama “periodismo crítico”, pero se trata de recuperar en la pantalla la vieja agitación que le hizo llegar a la política.

Roures quiere que Iglesias siga los pasos de Jordi Évole, según insiste Voz Pópuli este viernes. La intención del exlíder de Podemos es tener un programa que se emita de manera constante y periódica, y que tenga un formato para ser emitido tanto en televisión como en internet.

Pero todo lo que haga Iglesias no deja indiferente a nadie y las redes sociales no han tardado en hacerse eco de la noticia y, por el momento, no son muchos los que se alegran de volver a encontrarle en televisión.

De hecho, los usuarios de Twitter tampoco se muestras muy esperanzados con el éxito del programa, ya que creen que las audiencias no serán suficientes para mantenerlo mucho tiempo. Y si el programa no funciona los usuarios proponen otras alternativas para que Pablo Iglesias no ocupe las listas del paro durante mucho tiempo.

Aunque también hay tuiteros muy benévolos,  que le incluso le proporcionan a Iglesias material para los capítulos de su programa si es que el ex de Podemos no encuentra material del que tirar, aunque es probable que no le guste demasiado.