| 05 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez
Pedro Sánchez

El ladrillo se suma a la luz y la gasolina y arruina otra promesa de Sánchez

El Banco de España advierte de que se ha apreciado una subida de precios en la vivienda por el aumento de costes de los materiales y la mano de obra a pesar de las ayudas del Gobierno

| Bruno Castellanos España

El Banco de España ha registrado en su último informe de estabilidad financiera una subida del precio de la mano de obra y los materiales que, sumado al retraso en las entregas del sector debido a la falta de suministros y transportes, están afectando negativamente al sector de la construcción. Aunque el organismo advierte de que estos factores podrían incrementar los precios de la vivienda en España.

No es nada descabellado, ya que los precios en este sector han empezado a subir ligeramente y podrían seguir haciéndolo a pesar de las últimas leyes aprobadas por el GobIerno. Es el caso de la ley de la vivienda, con la que Sánchez permite congelar y poner límite a los precios de los alquileres, después de un año de negociaciones entre los socios de Gobierno.

El Banco de España, además, apunta que la situación del mercado de la vivienda en otros países europeos es mejor que la de nuestro país. De hecho, el organismo califica esta situación de  preocupante”, y eso que, de momento, aún no se ha visto reflejada esta mala situación en la concesión de créditos hipotecarios.

Desde el Banco de España advierten también del “escaso dinamismo” de la oferta de viviendas y señala que, si la demanda se mantiene, el "stock" inmobiliario podría ser insuficiente para el aumento sostenido de demanda durante los próximos años.

Desde la Confederación Nacional de la Construcción (CNC) ya avisan de que las políticas del Gobierno para impedir el incremento de precios no están funcionando. Hay un avance del precio de las materias primas que ha incrementado el coste total de las obras aproximadamente en un 22,2%.