| 01 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Pedro Sánchez
Pedro Sánchez

Los españoles "sudan" ante la brutal subida de precios que viene en otoño

Las clases medias ya prevén un recorte de gastos como en la crisis de 2008 ante el auge de la inflación que llegará en los próximos meses, encabezada por el precio de la luz

| Miguel Centeno España

Los españoles están al límite. El auge de precios de estos últimos meses, que deja la inflación por encima del 10% es solo el principio de lo que muchos especialistas han venido a comparar con la crisis financiera del año 2008. Y, junto a las clases más bajas y con menos recursos, son las familias de rentas medias las que más van a sufrir ese brutal auge de precios que se viene encima de España este otoño. 

Y es que ya ocho de cada diez españoles creen que los precios aumentarán esta temporada otoño-invierno respecto a los del año anterior, al tiempo que un 17% cree que se mantendrán y solo el 5% opina que serán más bajos, según el último estudio del ecommerce Veepee. Son datos que no se recogían desde lo peor de la anterior crisis, cuando el expresidente Zapatero estaba en Moncloa y sacó a la palestra el famoso “Plan E” como solución de oro a todos los problemas. 

Ahora, con los fondos europeos, los españoles piensan que ocurrirá lo mismo que entonces y que será la inflación la que se coma los ahorros que han ido generando estos años, dejando de lado caprichos como ir al cine, comer fuera o irse de vacaciones. En concreto, dentro del actual contexto marcado por la inflación, un 36% de la población afirma que este otoño tiene previsto comprar menos que la temporada anterior y un 10%, la mitad que el año pasado, calcula comprar más.

Asimismo, el gasto mayoritario (53%) se mantiene entre los 100 y 300 euros. Sin embargo, el rango de más de 300 euros baja 10 puntos, mientras que el de menos de 100 euros se duplica hasta el 20%. El estudio también muestra que la previsión de precios más altos no ha incentivado adelantar las compras, ya que un 14% de los españoles aprovechó las rebajas de verano para renovar sus armarios, mientras que un 12% no ha empezado hasta este septiembre con las nuevas colecciones expuestas en tienda y un 32% espera a que llegue el frío.

En dicho informe, se muestra como el canal 'online' sigue siendo el favorito para las compras de cambio de armario: representará el 70% del total con el teléfono móvil como el dispositivo más utilizado (59%), seguido del ordenador (37%) y la tablet (17%). 

En cuanto a la cesta de la compra, la ropa para el día a día será la gran protagonista, ya que casi la totalidad de los españoles (91%) afirma comprar este tipo de producto. El ranking lo cierran el calzado (53%) y la moda deportiva (31%). Asimismo, la adquisición de prendas de segunda mano para renovar el armario empieza a despuntar y hay un amplio margen de crecimiento ya que un 82% afirma que no compra de segunda mano. Los que sí lo hacen, se decantan especialmente por accesorios (51%) y prendas para el día a día (48%). 

Unos precios que no dejarán de subir, empujados sobre todo por el coste energético de los hogares, ligado a auge del precio de la factura de la luz. Un hecho que ya ha sido una de las razones por las que los hogares han visto cómo su capacidad de ahorro se ha ido mermando en estos últimos 12 meses.

Según OCU, un usuario medio ha abonado en lo que va de año 1.259,14 euros, frente a los 739,56 euros que pagó en los seis primeros meses de 2021.

De hecho, si ponemos los datos encima de la mesa de lo que llevamos de año, la factura de la luz de un usuario medio acumula entre enero y septiembre una subida interanual del 70,3%, según datos de Facua-Consumidores en Acción sobre la evolución de la tarifa regulada -el denominado PVPC-.

En concreto, un usuario medio, que tiene un consumo de 366 kilovatios hora (kWh) mensuales y una potencia de 4,4 kW, ha abonado en lo que va de año 1.259,14 euros, frente a los 739,56 euros que pagó en los seis primeros meses de 2021. Durante este año, se han registrado las tres facturas más caras de la historia. Así, en marzo alcanzó los 176,73 euros, en agosto 158,30 euros y en julio 142,40 euros.

En septiembre, el recibo se ha situado en los 137,93 euros, un importe por debajo de los dos meses anteriores. La subida interanual en el último mes ha sido del 34,3%, frente a los 102,71 euros de septiembre del año pasado.