| 27 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

Sánchez incendia el PSOE y se queda más solo que nunca por su asalto judicial

La modificación del delito de malversación y sedición, a medida del independentismo, ha hecho estallar a exministros socialistas, que creen que estimula atentar contra la Constitución.

| Andrea Jiménez España

Pedro Sánchez ha hecho estallar al PSOE. Sus modificaciones del Código Penal, para modificar las penas asociadas a los delitos de malversación y la sedición, en favor del independentismo, ha generado un tsunami que ha llevado a varios exministros socialistas a firmar un manifiesto en contra de la medida ya que consideran que estimula atentar contra la Constitución.

El exministro de Cultura, César Antonio Molina; el exministro de Obras Públicas y exportavoz del grupo socialista en el Congreso Javier Saenz Cosculluela; el exministro de la Presidencia, Virgilio Zapatero; el exministro de Defensa y Sanidad Julián García Vargas; y el exministro del Interior José Luis Corcuera, todos ellos del PSOE, han suscrito un documento emitido por la Asociación para la defensa de los valores de la Transición, que rechaza de plano el argumento expresado por el Gobierno que justifica estos cambios para homologar los tipos penales con las principales democracias europeas.

Reclaman por tanto la retirada de la proposición de ley presentada por PSOE y Unidas Podemos y piden a las Cortes Generales la tipificación urgente de un delito contra la Constitución "con las penas recogidas en los códigos penales de las naciones europeas más avanzadas" para evitar un "vacío legal" que pueda dividir "aún más" la convivencia entre españoles.

Así, sostienen que el único propósito de Sánchez es obtener "a cualquier precio" el apoyo parlamentario "de los partidos separatistas y de los que están contra la Constitución", según señala el texto.

Consideran que eliminar el delito de sedición y reformar el de malversación "supondrá un estímulo para atentar contra la Constitución" y el ordenamiento jurídico actual y que además se deja impune la desviación de caudales públicos para realizar actos contra el Estado y la integridad territorial, "lo cual es más lesivo aún que el lucro personal", defienden.

En la misma línea piensan que es "una burla" hablar de "desinflamación del conflicto catalán" puesto que según advierten todos los condenados "han declarado hasta la saciedad que volverán a intentarlo". "Pactar la redacción del delito con los delincuentes que lo han cometido es un hecho insólito que, eso sí, carece de homologación alguna en Europa", señalan.

Podemos se desmarca de la reforma de la malversación aunque no pondrán trabas para que la norma siga su curso y sea aprobada

Y es que la soledad de Sánchez, es cada día mayor. Su intento por mantenerse en el poder congraciándose con los independentistas ha partido en dos a los socialistas e incluso ha distanciado su socio de Gobierno, pues Podemos ya ha asegurado que no comparte la modificación del delito de malversación, pactado entre ERC y PSOE, aunque no pondrá impedimentos para que salga adelante.

Fuentes del grupo parlamentario han detallado que tienen "dudas" sobre la futura aplicación de la nueva redacción de este tipo penal "por parte de los jueces", ya que considera que esa reforma puede acabar beneficiando tanto a los independentistas como a condenados por corrupción y, en consecuencia, no formarán parte de este pacto entre los republicanos y los socialistas.

Sin embargo, la formación no pondrá trabas a que dicha enmienda salga adelante, dado que el proyecto de ley de revisión del Código Penal "contiene elementos tan importantes" como la supresión del delito de sedición o el desbloqueo del Tribunal Constitucional.

Por su parte, desde el PP ya han avisado de que el Gobierno defiende los intereses de violadores y de corruptos practicando el "derecho penal de amiguetes" para quienes "modifican las leyes" sin ser "conscientes" de los efectos colaterales que esto produce.

 

"Lo mismo que con la ley del 'solo sí es sí', va a ocurrir ahora con la despenalización de la sedición y con la rebaja penal de la corrupción", ha expresado en una entrevista en TVE, el vicesecretario de Institucional del PP, Esteban González Pons, en la que ha recalcado que lo que hace el Gobierno es "rebajar" las penas a los corruptos mientras que "el resto solo sirve para confundir".

En este contexto ha asegurado que a Sánchez "le importa todo lo demás un pepino". "Hemos visto cómo a la vicepresidenta socialista del Parlamento Europeo se la detiene por un flagrante delito de malversación, y el mismo fin de semana los socialistas españoles rebajan pena de malversación. No tiene explicación posible", ha argumentado.

En relación con las enmiendas para desbloquear los nombramientos del TC, el dirigente 'popular' ha asegurado que lo que está haciendo el Gobierno es "resolver el bloqueo de la división de poderes con un espadazo a la división de poderes" y que esto va a traer un "deterioro" del Estado de derecho. Y cuando se trata de los jueces, el Gobierno "establece desde la política una tutela reforzada", ha zanjado.

El PSOE mete prisa en el Senado

Además, desde el PSOE quieren hacerlo cuanto antes y pretende acortar aún más los plazos de esta norma incluyendo el debate de la reforma en el último pleno del Senado, el día 22 de diciembre,  pese a que todavía no ha salido del Congreso. 

De este modo, estaría tan solo cuatro días en tramitación en la Cámara Alta, aunque está previsto que pase por Comisión. Es decir, la reforma del Código Penal completará va a completar su tramitación en las Cortes Generales en poco más de un mes.