| 06 de Febrero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
El presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, saluda a su salida de la cárcel de Lledoners.
El presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, saluda a su salida de la cárcel de Lledoners.

Cuixart rechaza la revisión mientras el independentismo reconoce falta de unidad

El Tribunal Supremo había dado ocho días a las defensas y a las acusaciones para que se pronunciaran. Mientras tanto, desde el propio independentismo hablan de falta de unidad.

| Raúl Puente España

Jordi Cuixart ya tiene su respuesta para el Tribunal Supremo. El expresidente de Òmnium Cultural cree que la revisión de su condena por la reforma del Código Penal que deroga la sedición no "repara" lo que él considera que ha sido la vulneración de una serie de derechos fundamentales. Por ello, sigue amenazando con seguir su demanda contra España ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH).

En un escrito, la defensa se dirige a los magistrados del tribunal que juzgaron la causa del procés y que impusieron la condena de nueve años de prisión a Cuixart por el delito de sedición. El Supremo había dado ocho días a las defensas y a las acusaciones para que se pronunciaran sobre el impacto de la reforma penal en las condenas fijadas en octubre de 2019.

 En cinco folios, Cuixart alega que la derogación del delito de sedición "no implica en modo alguno un reconocimiento de que el encarcelamiento y la sucesiva condena" que le impuso el Supremo "vulneró" sus derechos. 

En el marco del escrito, la defensa incide en que "a pesar de la apertura del presente expediente de revisión" considera que "sigue sin reconocerse la vulneración" de dichos derechos fundamentales, entre ellos la legalidad penal, a la libertad de reunión, a no ser objeto de detención arbitraria y a la desviación de poder.

"No se repara y no se fijan garantías de no repetición", subraya al tiempo que asegura que "hasta que ello no se produzca, la condena del Reino de España ante el Tribunal de Estrasburgo sigue siendo absolutamente procedente y necesaria", en referencia a la demanda que presentó ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Hasta desde el independentismo reconocen falta de unidad

Desde luego si algo quedó claro de las protestas por la Cumbre Hispano-Francesa en Barcelona es que el independentismo está partido. El exsecretario general de Junts, Jordi Sànchez, ha avisado de que hay "muchas posibilidades" de que el independentismo pierda la mayoría en el Parlamento catalán en las próximas elecciones por falta de unidad. "Cuando esto llegue, tocará hacer revisión a fondo y ver qué se ha hecho mal", ha lamentado en una entrevista en La 2 y Ràdio 4, en la que ha instado a las fuerzas a "modificar con urgencia el rumbo".

 

De esta manera ha criticado que Junts, ERC y la CUP no alcancen una "unidad estratégica mínima", ha destacado que todos tienen responsabilidad en ello y ha advertido que sin unidad es muy difícil que el independentismo alcance sus objetivos.

Sànchez ha valorado que el líder de ERC, Oriol Junqueras, "priorice fundamentalmente la hegemonía de su partido ante otros tipos de intereses, creyendo que él y su partido lo puedan conseguir solos", si bien ha lamentado los abucheos que recibió en esa manifestación de la semana pasada.