| 19 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El líder del Polisario acogido por España, Brahim Ghali.
El líder del Polisario acogido por España, Brahim Ghali.

El historial de muertes de españoles del líder saharaui que protege Sánchez

Más de 300 víctimas del movimiento polisario aprovechan la citación judicial del dirigente acogido por Laya para exigir que se reabre la investigación y se depuren responsabilidades.

| Miguel Blasco España

La imprevisión de la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, y la imprudencia posterior del propio Pedro Sánchez al acoger al líder del Frente Polisario, Brahim Ghali -ocultándoselo además a Marruecos- amenazan ahora con una derivada judicial que puede empantanar el problema durante muchos meses y tener consecuencias inesperadas para los planes de Moncloa de quitarse lo antes posible de encima a su problemático inquilino.

Ahora, al margen del ring diplomático, el dosier Ghali ha saltado al ámbito de los tribunales, en concreto al despacho del magistrado de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, que ha citado ya a declarar el próximo 1 de junio al responsable de la también llamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD).

El contratiempo para Moncloa ha llegado en estos últimos días al destaparse el rastro de sangre y terrorismo dejado en suelo español por el Frente Polisario. Como ha informado Confilegal, al menos durante trece años -entre 1973 y 1986- los rebeldes polisarios perpetraron 289 atentados terroristas contra ciudadanos españoles.

En concreto, los principales ataques se produjeron en dos ámbitos: contra trabajadores de las minas de fosfatos de Fosbucraa, en el Sahara; y contra pescadores de Canarias, Galicia, País Vasco y Andalucía, que faenaban en aguas marroquíes que el FP reclama como suyas.

Uno de los ataques terroristas que más revuelo provocó se produjo el 22 de septiembre de 1985 cuando resultó ametrallado el pesquero canario El Junquito. En el atentado murió el contramaestre Guillermo Batista Figueroa y el barco acabó hundido. Sus seis  pescadores resultaron heridos y fueron retenidos en Tinduf por terroristas del Polisario.

Además, los terroristas tiñeron aún más de sangre su historial al asesinar en la misma acción terrorista al cabo de la fragata de la Armada Tagomago, José Manuel Castro Rodríguez, que había acudido a socorrer al Junquito. Por estos dos asesinatos deberá responder Ghali al juez Pedraz cuando le interrogue el próximo 1 de junio.

 

El juez Santiago Pedraz tiene por fin oportunidad de investigar el rastro terrorista del Polisario en España.

  

Precisamente, para reclamar justicia por la actividad terrorista de la organización que ahora dirige Ghali se creó la Asociación Canaria de Víctimas del Terrorismo (ACAVITE), la plataforma que representa a más de 300 víctimas de la organización del acogido en el Hospital San Pedro de Logroño.

ACAVITE da por probado que Ghali fue el"presunto autor intelectual, material y quien ordenaba los ametrallamientos, asesinatos, secuestros masivos, heridos muy graves y desapariciones de tripulaciones en alta mar de los marineros canarios desde 1973 y hasta finales de 1986" y ha denunciado que su presencia en España acogido por el Gobierno de Sánchez "humilla y menosprecia a las víctimas canarias del terrorismo del Frente Polisario".

"Cuando esté fuera de peligro"

Precisamente este miércoles, la ministra González Laya, ha asegurado que Brahim Ghali  abandonará España "cuando esté fuera de peligro".

La ministra de Exteriores ha seguido sosteniendo, obviando el rastro terrorista del jefe polisario en nuestro país, que Ghali entró en España por un "situación médica de orden crítico", en alusión a los efectos del Covid, y que por tanto no saldrá de España hasta que no haya acabado "la razón por la que está en nuestro país".

Sin embargo, ACAVITE planea dar la batalla para que Ghali no salga de España como entró, a escondidas y sin dar explicaciones. "Lo que tiene que hacer ahora la Justicia y el Estado español, y los actores ministeriales intervinientes, es exigirle en el propio hospital, -tanto a Brahim Gali, cómo al Frente Polisario y su entorno-, a que reconozcan oficialmente el dolor causado, que repararen, pidan perdón, y restituyan a todas y cada una de las víctimas canarias del terrorismo que les destrozó la vida", ha advertido la asociación en un comunicado.

"Y ponerse a disposición de la Audiencia Nacional, entregándose, esclareciendo y asumiendo todas y cada una de las responsabilidades cometidas, para evitar la impunidad de sus acciones terroristas", añaden las víctimas canarias del Polisario.