| 21 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La portavoz del PP, Cuca Gamarra
La portavoz del PP, Cuca Gamarra

El PP impide a los independentistas controlar la nueva Ley de Seguridad Nacional

Los populares insisten en la necesidad de legislar en materia de seguridad y establecerán un férreo control para que se incorporen sus enmiendas, si no se hace bloquearán el texto.

| Andrea Jiménez España

El PP ha dado un ejemplo de sentido de Estado paralizando las enmiendas a la totalidad presentadas por ERC y Junts a la Ley de Seguridad Nacional que se ha debatido este jueves en el Congreso de los Diputados. No es un cheque en blanco, ni una vía libre para Sánchez, sino solo todo lo contrario, es dar la posibilidad de que se tramite para así poder incorporar las enmiendas necesarias durante su periplo parlamentario y así poder "someter al máximo control parlamentario al presidente del Gobierno".

Así lo señalan fuentes populares, que reiteran a ESdiario que lo que se apoya es la tramitación, no el texto en sí mismo y, de hecho, inciden en que si el Ejecutivo no asume sus propuestas, bloquearán la norma, habida cuenta de que el Gobierno se ha quedado sin el respaldo de los independentistas y los números a la hora de votar ya no salen. 

El ministro de Presidencia, Félix Bolaños se ha afanado en defender la norma del Gobierno, y lo ha hecho, con un guiño al PP al puntualizar que la modificación respeta toda la ley de 2015 y solo regula el apartado del catálogo de recursos con los que puede contar el Gobierno para hacer frente a situaciones de grave crisis.

Mientras, desde el independentismo se ha aprovechado la tramitación de la norma para seguir azuzando con el 'caso Pegasus'. ERC y Junts aseguran que gracias a ella se abriría aún más la puerta a que el Estado "persiga y espíe" al secesionismo ya que la norma es "represiva".

Sin embargo, la portavoz del PP, Cuca Gamarra, ha insistido en que se trata de una ley "necesaria" porque deben "seguir desarrollando todo lo que tiene que ver con la Ley de Seguridad Nacional", sobre todo en un contexto de guerra como la de Ucrania.

Gamarra: "Esperamos que el Gobierno entienda que solo puede abordar los asuntos de Estado con el principal partido de la oposición, que es con quien tiene que construirse la fortaleza del Estado"

Además, la también secretaria general del PP ha asegurado que en esta crisis por el caso Pegasus "más que nunca se necesita seguridad nacional" mientras que con sus enmiendas los independentistas lo que quieren "es menos seguridad nacional para seguir campando a sus anchas".

Por todo ello, ha garantizado que el PP actuará como "un partido de Estado" y rechazará las enmiendas de totalidad para que pueda seguir la tramitación de esa norma. "Esperamos que el Gobierno entienda que solo puede abordar los asuntos de Estado con el principal partido de la oposición, que es con quien tiene que construirse la fortaleza del Estado", ha manifestado.

En este sentido, Gamarra ha advertido que el Ejecutivo también debería "empezar a entender y asumir que no puede tener como socios, rechazando al PP, a aquellos que lo único que buscan es debilitar constantemente al Estado".

El PP enmendará la norma para someter al "máximo control parlamentario al presidente del Gobierno" y para dar marco de protección a los servicios de inteligencia y que así "no se sigan produciendo episodios como los que hemos vivido en estas últimas semanas"

Sin embargo, este visto bueno del PP no es un cheque en blanco.  "Que nadie se equivoque, el texto que plantea el Gobierno tampoco es el texto que el Partido Popular quiere para mejorar en seguridad nacional que más que nunca la necesitamos", ha avisado Gamarra.

De hecho, el Consejo de Estado ya emitió un dictamen crítico con el proyecto de Ley de Seguridad Nacional, sobre todo porque en la norma el Gobierno de Pedro Sánchez se reserva la potestad de reclutar a cualquier español mayor de 18 años invocando la Seguridad Nacional y sin derecho a indemnización ni gratificación alguna, exponiendo como justificación la experiencia vivida durante la pandemia.

Ante esto, el organismo dirigido por Teresa Fernández de la Vega señaló que "la exclusión del derecho a indemnización en las prestaciones obligatorias personales, siempre y en todo caso, no parece justificada. La experiencia de la pandemia Covid-19, en la que la exposición de motivos del anteproyecto de ley dice inspirarse, evidencia precisamente que las prestaciones personales obligatorias, cuando suponen un sacrificio personal de especial y cualificada intensidad, deben ser indemnizadas".

Por ello, Gamarra ya ha anunciado enmiendas a lo largo de la tramitación "para someter al máximo control parlamentario al presidente del Gobierno" y para dar marco de protección a los servicios de inteligencia y que así "no se sigan produciendo episodios como los que hemos vivido en estas últimas semanas".