| 02 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Ángel Sánchez, en El Cascabel con Antonio Jiménez
Ángel Sánchez, en El Cascabel con Antonio Jiménez

Un líder agrícola extremeño destroza a Sánchez en "El Cascabel" con este aviso

Ángel García revienta el programa de Antonio Jiménez con un explosivo alegato contra Pedro Sánchez y le lanza estos mensajes por si se le ocurre ir a Extremadura.

| ESdiario España

Muy pocas veces se habrá escuchado hablar con esta dureza a alguien, con un puesto de responsabilidad, y referido nada menos que a el presidente del Gobierno. Y es que Ángel García, líder de ASAJA en Extremadura, batió todos los récord de contundencia en "El Cascabel" para referirse a Pedro Sánchez y al conflicto en el campo.

En una entrevista con Antonio Jiménez, el representante del campo extremeño no tuvo ningún reparo en referirse al líder del PSOE en estos términos: "En Extremadura decimos que cuando un cobarde no es capaz de asumir su responsabilidad, busca un tercero para echarle la culpa. En este caso, busca a los supermercados, cuando sabe que el incremento del SMI supondría este conflicto".

Fue solo el comienzo, por hubo más, mucho más, con referencias mordaces incluso al célebre Falcon presidencial, con el que le aconsejó no volar a Extremadura e ironizó sobre que tampoco lo intentara en tren, en referencia a los enormes problemas ferroviarios de su tierra.

 

"Que tampoco se le ocurra venir en coche, porque no le vamos a dejar pasar", clamó el líder agrícola dirigiéndose directamente a Moncloa y anunciando una novedad: la próxima semana su gremio paralizará las carreteras extremeñas con sus tractores. "Lo sentimos por la gente, les regalaremos un bote de pimentón de la Vera", señaló.

Las soluciones

Sobre las soluciones al problema de campo, fue muy crítico con la subida del SMI y desafió al Gobierno a tomar medidas que, insistió, están en su mano y son sencillas: bajar la presión fiscal y los sobrecostes de la factura eléctrica, por ejemplo. Y con eso lograrían algo "muy sencillo, creemos que lo que tiene que percibir el agricultor es un precio del siglo XXI y no del siglo XIX, pero para que podamos pagar un salario acorde".