| 18 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Yolanda Díaz, en su reunión este miércoles con Aitor Esteban.
Yolanda Díaz, en su reunión este miércoles con Aitor Esteban.

Yolanda Díaz presiona a Sánchez con una gira de contactos a espaldas de Calviño

La vicepresidenta segunda puentea a la responsable de los PGE con una agenda alternativa de reuniones con los portavoces de la "coalición Frankenstein" para su "agenda social".

| Javier Ruiz de Vergara España

Podemos parece dispuesto a dar mucha más batalla por los Presupuestos Generales de 2022 de la que desearía Pedro Sánchez. Se vio este martes con la autoenmienda de la vicepresidenta primera, Nadia Calviño -abriéndose al incrementó del SMI al que se negó hace meses frente a Yolanda Díaz-, y se vuelve a comprobar ahora con la ofensiva del sector morado del Gobierno por su "agenda social". Una agenda con la que Díaz pretende emular a Pablo Iglesias y su tan publicitado escudo social de hace un año.

Para ello, a codazos entre ministros, la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo ha comenzado este miércoles una gira de contactos en el seno de la coalición Frankenstein. De espaldas al PSOE, y adelantándose a la que tiene previsto abrir la titular de Hacienda, María Jesús Montero, -para dar a conocer a los grupos parlamentarios las líneas maestras de su proyecto de PGE-; y la que ya ha anunciado para septiembre con los portavoces de los partidos del Congreso el ministro de Presidencia, Félix Bolaños.

Díaz ha decidido además dar la máxima publicidad a su iniciativa en las redes sociales donde ha presumido de sus encuentros con el diputado Joan Baldoví (Compromís), el portavoz del PNV, Aitor Esteban, y su homólogo en el PDeCAT, Ferrán Bel.

Durante esta ronda de contactos, la propia Díaz ha manifestado que ha tenido oportunidad de intercambiar puntos de vista sobre algunos retos de legislatura y planes legislativos para los próximos meses.

Por ejemplo, sobre el encuentro con PDeCAT, cuyos cuatro diputados apoyaron las vigentes cuentas públicas, ha podido analizar la "realidad catalana" y ha señalado que "las diferencias pueden enriquecer y ayudar a encontrar soluciones".

El propio Bel ha explicado que se ha tratado de una "reunión interesante" donde han analizado los "retos inmediatos y de futuro de la economía y de Cataluña". "Seguro que desde la distancia ideológica podemos encontrado puntos de coincidencia", ha añadido el diputado. Cabe recordar que la visión de PSOE y Podemos difiere notablemente respecto a la llamada agenda catalana.

 

Las dos responsables directas de los PGE, Calviño y Montero, este martes tras el Consejo de Ministros.

 

Respecto a la cita telemática con Aitor Estebán, cuya formación se abstuvo en los PGE de este año, Díaz ha enfatizado que "aunar esfuerzos y fortalecer los espacios de diálogo es el impulso necesario a las políticas progresistas" que requiere el país.

También ha tenido palabras de agradecimiento para Baldoví, con quien coincide en la "necesidad de que el Gobierno siga avanzando en la agenda progresista que comparten". "Es necesario reforzar el diálogo y colaborar en las causas comunes", ha planteado.

Durante una reciente reunión con su grupo parlamentario la pasada semana, Díaz destacó que iban a acudir a la negociación de las próximas cuentas públicas con "fuerza" para desplegar la "agenda social" pactada en la coalición, dado que el momento es ahora.

El secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, será el encargado de la negociación con la ministra de Hacienda, al igual que ocurrió el año pasado y se prevé que ambos pudieran mantener un encuentro durante esta semana.

Además, el jefe de gabinete de la vicepresidenta, Josep Vendrell, detalló en esa reunión que la negociación que pilotará Álvarez no se limitará solo al ámbito del Ejecutivo, sino que se extenderá también con los grupos parlamentarios de forma paralela a los contactos que mantenga el PSOE. Una agenda paralela que acaba de activar Yolanda Díaz. Empiezan los codazos.