| 20 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Puig saluda a Oltra en las Cortes Valencianas
Puig saluda a Oltra en las Cortes Valencianas

La implosión del Gobierno valenciano, nuevo frente que se abre a Sánchez

Amenazado por la imputación de Oltra y por el caso de su hermano, Ximo Puig se dispone a remodelar su ejecutivo este fin de semana para intentar recuperar iniciativa a un año de elecciones.

| E. M. España

El gobierno valenciano presidido por el socialista Ximo Puig en coalición con Compromís y Podemos ha implosionado esta semana. Los rumores de un cambio en el ejecutivo se dispararon con la marcha por sorpresa del responsable de Educación y las palabras de la titular de Justicia -pareja además de Ximo Puig-, indicando la puerta de salida a la vicepresidenta Mónica Oltra por su posible imputación.

Este sábado es el día escogido para anunciar el cambio en el gobierno valenciano, dando salida a conselleros quemados o que llevan más tiempo e intentar recuperar el pulso de una Generalitat Valenciana que en los últimos meses está dando más titulares por los casos judiciales y por las continuas broncas entre sus miembros que por la iniciativa legislativa.

Sólo hay que ver las ruedas de prensa de todos los viernes de la vicepresidenta de la Generalitat y líder de Compromís, Mónica Oltra, que también es portavoz del gobierno.

Todo preguntas por el caso de abusos sexuales de su exmarido a una menor tutelada por su conselleria por la que el juez pide si imputación o por la bronca semanal entre los miembros del gobierno. Nada por los decretos y acuerdos aprobados. La labor del gobierno se diluye en los escándalos.

 

Jaque a Oltra

Esta semana además con un jaque mate a la propia Oltra. Primero disparaba la consellera de Justicia, la socialista Gabriela Bravo, señalando que ella en la situación de Oltra dimitiría para no dañar a las instituciones. La tormenta entre Compromís y el PSOE fue total, comentarios machistas mediante.

Al día siguiente su compañero de Compromís y conseller de Educación, Vicent Marzà, dimitía por sorpresa para dedicar todo su tiempo al partido. Un movimento que todos interpretan porque quiere ser el candidato de Compromís a la Generalitat en lugar de la propia Oltra.

 

Y mientras, Puig tiene que verse obligado a lidiar con una vicepresidenta que no se va a ir por mucho que le indiquen la puerta de salida, y con los casos judiciales de su hermano, imputado por las subvenciones que recibía de la propia Generalitat Valenciana.

Puig anunciará este sábado su nuevo gabinete, y a la espera de si es una reforma del gobierno profunda o simplemente cosmética, falta por ver si será un revulsivo suficiente para recuperar la iniciativa a un año de elecciones o la izquierda está ya jugando su último partido en el gobierno valenciano.