| 26 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Irene Montero y Pedro Sánchez
Irene Montero y Pedro Sánchez

Sánchez aprueba el cambio de sexo sin informes médicos y cede ante Irene Montero

La nueva "Ley trans", impulsada por la ministra Montero, permitirá también que los menores de 16 años en adelante se cambien de sexo sin permiso de los padres

| Miguel Centeno España

El Gobierno, con Irene Montero a la cabeza, tiene previsto aprobar la polémica "Ley Trans” y de Derechos de las personas LGTBI en el Consejo de Ministros que se celebra este lunes 27 de junio. Un texto que tendrá que ser aprobado definitivamente en el Congreso de los Diputados, pero que pone de manifiesto las intenciones del Gobierno: hacer más permisivo y reducir los requisitos para el cambio de sexo. 

Una Ley que será aprobada por Moncloa después de una modificación importante, fruto de las discrepancias surgidas entre el ala socialista del Gobierno y la de Unidas Podemos, con Irene montero como máxima responsable del mismo. Un texto que, en principio, podría ser aprobado en la víspera del Día Internacional del Orgullo LGTBI.

No es casualidad tampoco la polémica que ha suscitado dicha Ley, ya que se recoge que cualquier ciudadano pueda realizarse un cambio de sexo en el Registro Civil sin que sea necesario que la persona disponga, como se exige ahora, de un informe médico o psicológico clínico que acredite "disforia de género". Bastará con que se solicite el cambio por escrito, sin necesidad de presentar pruebas ni testigos, y que se ratifique en un plazo de tres meses.

Una Ley que ha tenido numerosas críticas no solo por parte de la derecha: la propia exvicepresidenta del Gobierno, la socialista Carmen Calvo, aún estando en el cargo, advirtió de que esta medida podría ser un "peligro para 47 millones de españoles”. Desde el Ministerio de Igualdad también se han mostrado críticos con la actitud del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) hacia este texto y, en concreto, por no cumplir los plazos para emitir el informe preceptivo correspondiente. Finalmente, este órgano judicial valoró de forma positiva la autodeterminación, aunque no a partir de los 16 años, como propone la norma, sino desde los 18.