| 20 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Una “fiesta del odio” que saca los colores al Gobierno de Chivite y a Marlaska

Guardia Civil y Policía Foral sonrojan a las nuevas autoridades navarras y al ministro del Interior por no salir al paso del impune aquelarre abertzale de Alsasua.

| ESdiario España

Es un ataque brutal e impune a los Cuerpos de Seguridad y al imperio de la ley y un desafío a la igualdad en nuestro país. Y año a año va a peor, dejando en evidencia al nuevo Gobierno de Navarra liderado por la socialista María Chivite y al Gobierno de España, con el Ministerio del Interior en primer plano.

El Sindicato de Policía Foral (SPF) y la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC Navarra) han criticado "el odio y la animadversión creciente hacia la Policía Foral y la Guardia Civil presentes en la localidad de Alsasua" en el 'Ospa Eguna', una celebración reivindicativa del nacionalismo más radical que, en la práctica, es un aquelarre abertzale en toda regla.

Igualmente, han rechazado "la impunidad de los actos realizados" en esta localidad "y que viene repitiéndose año tras año de forma creciente". "Actos que se vienen realizando y permitiendo por las diferentes instituciones de forma incomprensible en una sociedad moderna y democrática del siglo XXI, que atentan contra el honor, el buen nombre y la labor que la Policía Foral, la Guardia Civil y el resto de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad realizan y seguirán realizando en defensa de la seguridad, la libertad y el pacífico ejercicio de los derechos por parte de los ciudadanos", han criticado en un comunicado.

 

Desde hace casi una década, los sectores abertzales celebran a finales de agosto esta movilización que defiende sin ambages la expulsión de la Guardia Civil, la Policía y el Ejército de Navarra y el País Vasco.

Así las cosas, el Sindicato de Policía Foral ha considerado "incomprensible que no se actúe ni impida su celebración" y ha exigido al Gobierno de Navarra "un pronunciamiento claro y contundente en defensa del Cuerpo policial Autonómico y en contra de todos aquellos que promueven el odio, la hostilidad, la discriminación y la violencia contra ella y contra el resto de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad presentes en la Comunidad foral".