| 05 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La ministra Arancha González Laya con Fabián Picardo
La ministra Arancha González Laya con Fabián Picardo

Tormenta nacional por la insólita sumisión de Pedro Sánchez ante Gibraltar

La reunión de la ministra de Exteriores con Fabián Picardo ha llevado a la oposición en bloque a pedir explicaciones ante un gesto diplomático que nadie entiende.

| Andrea Jiménez España

La sumisión del Gobierno de Sánchez ante Gibraltar ha provocado una tormenta política de dimensiones gigantescas. La reunión de este jueves de la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, con el ministro principal de Gibraltar, Fabián Picardo, algo inédito hasta ahora, y que reconoce a Picardo como único interlocutor sobre el Peñón, ha llevado a la oposición en bloque a pedir explicaciones inmediatas del Ejecutivo por su gesto.

Así, la Diputación Permanente del Congreso acogerá este martes, a petición de PP y Ciudadanos, un debate relativo a la posición española sobre Gibraltar , después de que la presidenta del Congreso Meritxell Batet, incluyera en el orden del día la solicitud registrada este mismo viernes por populares y naranjas, en la que demandan que se convoque un Pleno extraordinario para que la jefa de la Diplomacia española dé explicaciones acerca de ese encuentro con el ministro principal del Peñón.

Y es que, hasta ahora las relaciones con Gibraltar se habían limitado a contactos en el marco de la negociación a tres bandas entre España, Reino Unido y Gibraltar, pero esta vez el Gobierno ha ido un paso más allá, lo que ha llevado al PP a solicitar a Sánchez que "repruebe" esta reunión bilateral, que considera un "inadmisible reconocimiento" del Ejecutivo de Gibraltar "como interlocutor válido". "Si no, estará admitiendo la renuncia a los derechos históricos españoles" ha señalado, Pablo Casado.

Por su parte, y en esta misma línea se ha mostrado el portavoz de Ciudadanos, Edmundo Bal, que ha denuciado que la ministra de Exteriores ha "roto" una "tradición histórica" de España sobre Gibraltar, que pasaba hasta ahora por "negarle cualquier tipo de reconocimiento en la escena internacional".

Por ello, a Bal no le sirve la excusa de que ha sido un encuentro "informal" ya que a su juicio "tendrá que haber una explicación muy razonable para que se haya roto esta tradición histórica".

También Vox ha lamentado que Sánchez haya protagonizado una "ruptura sin precedentes de la posición diplomática española con respecto de la soberanía del Peñón de Gibraltar", ha señalado el portavoz de Vox en la Comisión de Exteriores, Alberto Asarta, que también ha pedido la comparecencia de la ministra en el Congreso.

Mientras que el portavoz de Vox en la Comisión de Defensa, Agustín Rosety, ha indicado que: "300 años de Historia le han debido de parecer poco a una adanista que rompe una posición mantenida por todos los gobiernos que la precedieron". "Estamos ante un Gobierno sin estrategia ni visión alguna", ha concluido.

El alcalde de Algeciras indignado con Laya

Pero sin duda, uno de los más indignados por esta sumisión ha sido el alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce, que ha afirmado que la reunión "al final perjudica los intereses" de España. "No conocía el encuentro, si lo hubiera sabido me hubiera atrevido a decirle que bastante metedura de pata tuvo Moratinos para volver a repetirla", ha añadido.

A juicio del alcalde de Algeciras, "reunirse bilateralmente con Picardo significa que le das carta de naturaleza casi como un país soberano, de tú a tú entre dos países, y eso al final perjudica nuestra reclamación histórica sobre Gibraltar, porque todo lo sea que le des carta de naturaleza a la fortaleza que reclaman los gibraltereños de país soberano, perjudica a los intereses estratégico de la diplomacia española y de la postura que España casi siempre ha tenido".

El Gobierno cierra filas con la ministra de Exteriores

Sin embargo, a pesar de las críticas, desde el Gobierno se cierran filas con González Laya. El ministro de Consumo, Alberto Garzón, en una entrevista en RNE ha asegurado que su compañera de gabinete viene haciendo un "trabajo excelente" y ha destacado que haya apostado por el diálogo con Picardo, lo que "contribuye a mejorar la situación del país y de los trabajadores de la zona". "Esto es lo importante", ha apuntado Garzón.

Además, ha explicado que será Laya la que decida "si le parece oportuno comparecer" en la Cámara Baja para dar cuenta del encuentro. "Lo hará a petición propia o aceptará la petición de otros grupos, pero creo que ha obrado de manera excelente y en beneficio de nuestro país", ha zanjado.

Aún así, con menos firmeza se ha mostrado el ya verso suelto del Ejecutivo, la ministra de Defensa, Margarita Robles, que ha descartado valorar el encuentro entre González Laya y Picardo. "Yo nunca opino de las decisiones que realizan mis compañeros. Cuando lo hacen tienen sus razones y valoran las circunstancias". "Bastante tengo con mis competencias. No entro en la de los demás", ha apostillado.