10 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El ministro de Consumo Alberto Garzón

Nuevo cisma en el Gobierno: Garzón desautoriza a la ministra de Exteriores

Izquierda Unida, formación dirigida por el ministro de Consumo, ha mostrado su desacuerdo con las relaciones diplomáticas con Venezuela y ha pedido mayor diálogo con el dictador.

| A. Jiménez España

Izquierda Unida no ve con buenos ojos la política exterior de Sánchez respecto a Venezuela. La formación dirigida por el ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha mostrado su total desacuerdo con el viaje de la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, a la frontera de Venezuela y Colombia sin contar con el visto bueno de Nicolás Maduro. Una visita que ha considerado "poco responsable".

De hecho, la portavoz de la dirección federal de IU, Sira Rego, ha señalado que es "imprescindible" un acercamiento al dictador venezolano, ya que "si queremos impulsar procesos de paz y diálogo, es imprescindible hablar con las dos partes".

 A su juicio, se pone el foco en determinados conflictos que tienen que ver con el control de determinados "recursos del plantea" y posiciones de "geopolítica". Por ello, la portavoz de IU ha defendido ser más exigentes con Colombia y la falta de desarrollo de los acuerdos de paz suscritos en su día con las FARC.

Ya el diputado de IU y líder del Partido Comunista, Enrique Santiago consideró este domingo que la visita de Laya a Colombia era "una provocación o un grave error diplomático", que invalidaba a España para "ayudar a una solución", al conflicto abierto entre los dos países y que sigue creciendo por la huida de venezolanos al país vecino por la enorme crisis que se vive en el país.

Mientras tanto, Maduro está sopesando las medidas a tomar contra España tras la visita de Laya, y ha ordenado "revisar a fondo" todas las relaciones diplomáticas, ya que la visita de la ministra es ,a su juicio, una "agresión e intromisión" hacia los asuntos internos de su país.