| 26 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Novak Djokovic
Novak Djokovic

Djokovic consigue un imposible: unir a Vox y Beatriz Talegón y Nadal da la clave

Dirigentes de la formación verde coinciden con la que fuera líder de las juventudes socialistas en la defensa de la "libertad de elección" para vacunarse

| J.F España

Continúa la polémica después de que Australia haya impedido al tenista número uno del mundo, Novak Djokovic, acceder al país por no haberse vacunado contra el coronavirus. En este país es obligatorio presentar el certificado de inmunización para acceder al país y, según informó el gobierno australiano, no se harán distinciones entre “personalidades internacionales”.

Una medida drástica de un país que, junto a Nueva Zelanda, se ha convertido en uno de los que ha establecido restricciones más duras contra el virus. De hecho, el país ha llegado a confinarse en varias ocasiones por brotes de covid de solo miles de habitantes. Pero ahora, ante el aumento de casos diarios (unos 3.000), el país ha decidido exigir ese certificado de vacunación para acceder a su territorio. 

Una postura, la de Djokovic, radicalmente opuesta a la de otros tenistas. Uno de los que primero de pronunció fue el español Rafael Nadal, tal y como contó ESdiario. El deportista salió en defensa de las vacunas y de la libertad de que cada uno pueda inmunizarse si lo desea pero, al mismo tiempo, ha pedido respeto a las leyes de cada país. 

"Solo puedo decir que creo que la gente que sabe de medicina dice que tenemos que vacunarnos, y necesitamos hacerlo. Pasé la COVID y yo lo he hecho dos veces, y si lo haces no tienes problemas para jugar en el Open de Australia ni en ningún sitio. Del resto, no opino, porque me falta información. El mundo ha sufrido suficiente como para no seguir las reglas. Cada uno debe hacer lo que piensa que es bueno para él, pero no vacunarte te puede provocar inconvenientes, es la única manera de parar esta pandemia", apuntó el tenista español.

La postura de Nadal ha sido respetada por dirigentes de Vox, que no se han referido a las palabras del mallorquín. Uno de los que primero salió a defender a Djokovic fue el eurodiputado de Vox, Hermann Tertsch, quien dijo que las políticas sanitarias de Australia son "irracionales" y que el tenista está "luchando a favor de la libertad".

 “Djokovic ha puesto en total evidencia ante el mundo la irracionalidad y perversidad de la política de control social impuesta con un motivo que ya es pretexto, el COVID”. “A Djokovic le debemos mucho. A la obcecación del poder australiano también. Han disparado todas las alarmas”, ha recalcado el eurodiputado. 

Unas palabras que para el periódico El Mundo fueron interpretadas como una crítca a Rafa Nadal, algo que tanto el propio partido como el eurodiputado han desmentido en redes sociales. En un tuit, Tertsch asegura que este diario ha manipulado el artículo, el cual ya ha sido borrado. 

Aunque no ha sido el único político de Vox que ha explotado en contra de la imposición de las vacunas: Javier Torres, jefe de comunicación del partido en el Congreso, ha apuntado que “trámites burocráticos al margen, Djokovic antepone sus convicciones a ganar un Grand Slam” y que “la mayoría hubiera pasado por el aro de la vacunación”.

Unas críticas que no solo han llegado por el lado conservador de la política. Y es que la que fue responsable de la Juventudes Socialistas, Beatriz Talegón, también ha sido tajante en sus redes sociales con respecto a la polémica: “Uno no es libre si cuando decide tiene que soportar consecuencias desproporcionadas, sin sentido científico y que vulneran sus derechos fundamentales. La situación de Djokovic es una alerta para toda la ciudadanía: esto no va de Salud ni pandemia. Esto va de totalitarismo”.