| 29 de Noviembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido.
El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido.

El ministro Zoido elige por fin a su "supercomisario" para limpiar las "cloacas"

En plena guerra sucia entre varios comisarios y el CNI, el titular de Interior ha decido atajar el vacío de poder y nombrar al comisario Florentino Villabona nuevo jefe de la Policía.

| J.R.V España

La guerra sucia entre varios destacados comisarios de la llamada "cloaca de Interior"  y el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) había dejado al ministro de Interior -como adelantó ESdiario este mismo  viernes- sin más tiempo para mantener vacante la Dirección Adjunta Operativa (DAO) del Cuerpo Nacional de Policía.

Así que Juan Ignacio Zoido ha decidido este lunes zanjar el debate y designar al comisario principal Florentino Villabona Madera, hasta ahora comisario general de Seguridad Ciudadana, nuevo Director Adjunto Operativo de la Policía Nacional, según ha informado el propio Ministerio del Interior.

Villabona, licenciado en Derecho, ocupará el cargo que desde julio de 2016, venía desempeñando en funciones el también comisario principal Antonio Rodríguez Marín. El nuevo nombramiento se ha producido una vez finalizado el plazo establecido para recibir las solicitudes al cargo de director adjunto operativo (DAO).

Villabona deberá, como misión prioritaria, taponar la fuga de información sensible que está provocando en los últimos meses la guerra de comisarios que protagonizan el polémico supercomisario jubilado, José Villarejo, y el ex responsable de Asuntos Internos, Marcelino Martín Blas.

Entre las actuaciones más relevantes de su carrera en Interior destaca su participación en los años 80 en operativos policiales que consiguieron la detención en Madrid y Navarra de más de una treintena de miembros "legales" y "liberados" de ETA, así como la localización de pisos francos donde los etarras ocultaban armas y munición. Igualmente, también intervino en la desarticulación de un "comando" de los Grapo.

Además, Villabona tuvo un papel muy destacado en la liberación de la menor Melody Nakachian, secuestrada por un grupo de delincuentes franceses en Estepona en 1987.