| 31 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Pedro Sánchez
Pedro Sánchez

Sánchez reitera que impondrá sus “sablazos fiscales” y Feijóo hunde su populismo

El presidente del Gobierno ha inaugurado ya su “precampaña” con miras a 2023 sin descartar nuevos impuestos y subidas fiscales; Feijóo, en cambio, avisa de que lo pagarán los españoles

| Miguel Centeno España

El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya está en precampaña. Este sábado en un acto en Vitoria ha insistido en que el Gobierno va a continuar con su "hoja de ruta de aprobar unos impuestos para que los que estén arriba apoyen a los que están abajo”. Es decir, mantiene sus “sablazos fiscales” y no descarta aplicar nuevos impuestos.

En su discurso, Sánchez ha reivindicado la "política útil" y ha puesto en valor la respuesta del Gobierno a la pandemia y a la crisis por la guerra en Ucrania. Sánchez ha advertido a la oposición de que "el Gobierno de España va a continuar con su hoja de ruta de aprobar unos impuestos para que los que están arriba apoyen a los que están abajo, en estas circunstancias tan dramáticas que ha provocado la guerra de Putin en Ucrania”.

Tras defender la necesidad de "cuidar el socialismo", ha abogado por seguir utilizando las políticas públicas para "proteger a la gente". Además, ha asegurado que gracias a las políticas puestas en marcha se está "ayudando y protegiendo a la mayoría social del país" y ha destacado que la inflación de España, gracias a las políticas implementadas por el Gobierno, es alta pero de las más bajas del conjunto de la Unión Europea, solo por delante de Francia. "Esto es gracias al esfuerzo y al compromiso del Gobierno de coalición progresista", ha insistido.

El presidente del Gobierno ha señalado que "hace unas semanas a cada problema que se presentaba, la respuesta del PP era bajar los impuestos" y ha defendido que el Ejecutivo central es lo que está planteando con la bajada del IVA de la luz y del gas "a la clase media y trabajadora", ya que con ellos "se exige una mayor solidaridad y mayor justicia social a los que más tienen”. Eso sí, no ha mencionado Sánchez ninguna de las otras propuestas presentadas por el PP de Feijóo que contendrían la factura de la luz o la bajada de impuestos en los tramos de IRPF que ayudaría a las familias a rebajar su presión fiscal.

Por su parte, el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha denunciado el derroche presupuestario del Gobierno, que después de los gastos del PSOE y de la bancarrota que genera, es el PP quien tiene que limpiar los platos rotos y ha condenado el aumento de impuestos que prepara y ha hecho hincapié en la importancia de los principios de la moderación y el acuerdo, y ha advertido del ascenso de los populismos, que "pueden ser y son muy seductores para una parte de la población que necesita identificar culpables cuando hay un problema”.

Así lo ha destacado el líder de la oposición en la conferencia 'La buena política: moderación y acuerdo frente al populismo' pronunciada en la Universidad Católica del Uruguay. Para Feijóo, la moderación y el acuerdo "son principios que funcionan" y han permitido la creación de la Unión Europea (UE), que para él es "el proyecto más importante de occidente en los últimos siglos”.

Frente a los que identifican estos principios con el pensamiento débil, estos "permiten que las democracias sean robustas”. Por otra parte, ha advertido de que "los cantos de sirena de los nuevos populismos pueden ser y son muy seductores para una parte de la población", que necesita visualizar un culpable cuando hay un problema.

En contraposición, las democracias son eficientes en su gestión, sin cánones rígidos: van modulándose de forma continua. No obstante, la gran diferencia para el presidente del PP es que los populismos se esfuerzan por negar la realidad y construir escenarios, mientras que las democracias gestionan la realidad. Así, los populismos tienen dos variantes: o derivan en un régimen dictatorial o se diluyen por incapacidad de resolver problemas. Un discurso que terminó de hundir la credibilidad de Sánchez.