| 30 de Noviembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Pedro Sánchez tras plantar un árbol durante su visita a Nairobi (Kenia).
Pedro Sánchez tras plantar un árbol durante su visita a Nairobi (Kenia).

La "agenda oculta" de los PGE enreda y da puntilla a barones y alcaldes del PSOE

Moncloa queda atrapada con la rebaja de la sedición, sus cesiones con la ley trans y las selecciones deportivas del PNV y lastra aún más la defensa de la gestión del Gobierno en precampaña

| Javier Ruiz de Vergara España

En la esquizofrenia política que rodea al sanchismo se da la paradoja de que lo que es bueno para Pedro Sánchez resulta letal en términos electorales para el PSOE y sus candidatos en la inminente cita con las urnas municipales y autonómicas del mes de mayo.

Muchos candidatos socialistas en mayo comparten la advertencia que este martes lanzó el purgado Alfonso Guerra: “La gente no está para monsergas”

Esta era la semana en que centenares de estos aspirantes a revalidar sus cargos confiaban en los fastos del 40 aniversario de la mayoría absoluta de Felipe González el 28-0 de 1982, -el símbolo de aquel viejo PSOE centrado que logró la mayor cuota de poder de la historia sin depender de nadie ajeno- diera un impulso a sus opciones.

 

El escaño vacío de Sánchez este miércoles en el debate de los Presupuestos Generales. Él está en Kenia y Sudáfrica

 

Pero los pactos ocultos de La Moncloa han dado a los aspirantes a renovar alcaldías y presidencias autonómicas un baño de cruda realidad: el PSOE sigue siendo rehén de los zarandeos de Esquerra y PNV, más el peaje de su encadenamiento a Podemos.

Pese a que Ferraz había puesto toda la carne en el asador para amplificar su argumentario de que Sánchez ha logrado sacar adelante unos presupuestos colchón contra la crisis, en Moncloa no parecían contar con que los independentistas no se iban a conformar con sacar tajada, sino que, en plena precampaña electoral, lo iban a publicitar al maximo para presumir ante los suyos.

De ahí que, el martes, la portavoz de la Generalitat, Patricia Platja, dejara por mentiroso al Gobierno al asegurar que la reforma del delito de sedición está en el paquete de negociaciones de estos días. Como este mismo jueves se han visto obligados a confirmar el propio Pedro Sánchez desde Sudáfrica y la número dos del PSOE, María Jesús Montero, en el Congreso.

Y por si fuera poco, el otro terremoto de las últimas horas después de que el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, haya sacado pecho de haber arrebatado a Sánchez la oficialidad internacional de las selecciones vascas de pelota y surf.

Una decisión que ha levantado ampollas en el mismo PSOE. La presidenta del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu, ha anunciado que "personalmente" no comparte la aprobación de esa enmienda del PNV a la Ley del Deporte. La Rioja comparte, de igual a igual, la afición por la pelota con el País Vasco.

 

Sánchez sigue con su agenda personal exterior ajeno al lío de los PGE y los cheques de ERC y PNV.

 

Una losa imposible para los candidatos socialistas que se disponen a lanzarse a las calles a hacer precampaña y campaña para las elecciones de mayo. De hecho, muchos comparten la advertencia que este martes lanzó el purgado Alfonso Guerra: “La gente no está para monsergas”, advirtió el veterano socialista al advertir de las consecuencias en las urnas de esta agenda oculta del presidente.

 

Si ese flanco con ERC, PNV y Bildu es nocivo para ese otro PSOE que se la juega, -miles de cargos y millones de presupuesto público-, la ley trans es el roto que provoca Podemos en un electorado socialista mucho más templado y tradicional en provincias, con votantes en su gran mayoría por encima de los 60 años.

Pese a que Ferraz había puesto toda la carne en el asador para amplificar su argumentario de que Sánchez ha logrado sacar adelante unos presupuestos colchón contra la crisis, en Moncloa no parecían contar con que los independentistas iban a sacar la 'letra pequeña' del pacto

Como informó este mismo martes el director de ESdiario, Antonio Martín Beaumont, la bronca se ha instalado en la cúpula gubernamental, con reproches crudos incluidos de Sánchez a sus dos principales alfiles en Moncloa y Ferraz, Felix Bolaños y María Jesús Montero.

Los movimientos de Ximo Puig

En parte, tras recibir información de los barones del desgaste electoral que la iniciativa de Irene Montero provoca en buena parte de las bases socialistas.

 

En Ferraz existe creciente expectación por los pasos que pueda dar en los próximos días el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig. El avispero en el que se ha convertido su gobierno de coalición con Podemos y Compromís y la sensación de fin de ciclo han disparado los rumores. Filtraciones que apuntan a un adelanto electoral para separar el futuro del PSOE valenciano del de Pedro Sánchez.