08 de Marzo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Pedro Sánchez durante su intervención.

Sánchez hace méritos para conseguir una silla en la primera cumbre de Biden

El español tiene muchas esperanzas puestas en el regreso de los demócratas a la Casa Blanca, aunque de momento el nuevo presidente estadounidense no le presta ninguna atención.

| A.I.M. España

Pedro Sánchez ya ha empezado a hacer méritos para que el nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se fije en él. Aunque de momento Moncloa no habla de "acontecimiento planetario", que es como en su día los socialistas definieron la coincidencia en el espacio tiempo de Barack Obama y José Luis Rodríguez Zapatero.

A escasas horas de que Biden tome posesión en sustitución de Donald Trump, Sánchez se ha puesto a la cola para ser invitado a la Cumbre de las Democracias anunciada por el demócrata tras el asalto al Capitolio de los partidarios de Trump. Con idea de que sea un cónclave que reúna a las principales democracias del mundo en contraposición a los regímenes autoritarios y populistas.

El presidente del Gobierno aprovechó su discurso en la inauguración de la Conferencia de Embajadores 2021 para alabar la iniciativa de Biden y mostrar su plena disposición a participar. "Estados Unidos es un aliado principal, estratégico, con quien deseamos reforzar nuestra ya profunda y estrecha relación", señaló. Al tiempo que condenó los sucesos del Capitolio y deseó la mejor de las suertes al nuevo presidente norteamericano.

Con los demócratas en la Casa Blanca, Sánchez aspira a tener una relación preferente con la nueva administración estadounidense que le sirva para revitalizar su perfil internacional. El socialista lleva en esa campaña desde el 7 de noviembre, cuando se conoció el resultado de las elecciones de EEUU. 

Ese día escribió un tuit declarándose "preparado" para cooperar: 

 

Tras el asalto al Capitolio, utilizó la misma vía para vaticinar que Biden superará la "crispación" y unirá a los estadounidenses. 

 

La Conferencia de Embajadores se celebra en la Casa de América, en presencia de tres de los cuatro vicepresidentes. Entre ellos Pablo Iglesias, que como ya contó este periódico se las ha ingeniado para estar pese a que escapa de sus competencias.

El foro, que Sánchez aspira a convertir en anual, será clausurado por Felipe VI. En él, el presidente auguró un "nuevo periodo dorado, renovado, de la diplomacia española".