| 01 de Octubre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Juan Carlos Campo traspasando su cartera a Pilar Llop.
Juan Carlos Campo traspasando su cartera a Pilar Llop.

Campo pasa de ministro del PSOE a juez usando un atajo que él mismo creó

El brazo ejecutor de los indultos a los independentistas catalanes ha pedido ya su reingreso en la Audiencia Nacional, superando la plusmarca de su compañera Dolores Delgado, fiscal general.

| L. Moro España

Juan Carlos Campo ha tardado en entornar la puerta giratoria menos de lo que tardó su colega Dolores Delgado en cambiar el Ministerio de Justicia por la Fiscalía General del Estado, no sin controversia. 

El exministro de Justicia se ha apresurado a solicitar su reingreso en la Sala de lo Penal Audiencia Nacional tras abandonar el Gobierno. De hecho cursó la petición al Consejo General del Poder Judicial el mismo lunes, mientras cedía la cartera ministerial a Pilar Llop. Es un mero trámite, así que el CGPJ le dará el visto bueno. 

Campo lleva fuera de la Judicatura 12 años, los mismos que ha estado ocupando cargos públicos con el PSOE. Entre 2009 y 2011 como secretario de Estado de Justicia en el último Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero; después como diputado y portavoz del PSOE en materia de Justicia durante tres legislaturas; y desde enero de 2020 como ministro.  

Las gracias a que pueda reincorporarse en un abrir y cerrar de ojos y volver a ponerse la toga debe dárselas a sí mismo y al que en 2011 era su jefe y el ministro de Justicia, Francisco Caamaño. Entre ambos cocinaron la polémica reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial que permitía a los jueces pasarse manteniendo la plaza reservada en todo momento; sin parar el contador de tiempo a efectos de ascensos, antigüedad y derechos pasivos. Y sin necesidad de después esperar dos años para volver a ejercer. 

¿Cómo? Porque se les considera en "situación de servicios especiales en la carrera judicial" si prestan servicio en "el Ministerio de Justicia (...) o en las Consejerías de Justicia, o asimiladas, de las Comunidades Autónomas", reza la LOPJ. De manera que no tienen que pedir una excedencia, como no la tuvo que pedir Campo en 2020.

Las asociaciones de jueces llevan años pidiendo un cambio en la legislación para poner fin a estas puertas giratorias, porque a su juicio comprometen la independencia judicial. Siendo ministro Campo no solo no atendió sus peticiones, sino que intentó aumentar el control político -del PSOE, en concreto- sobre la Justicia con una reforma del Poder Judicial que escandalizó a la Comisión Europea.

De cara a su reingreso en la carrera judicial, el principal problema reside en que el exministro de Justicia que tramitó los indultos a los líderes del procés para Pedro Sánchez y sufrió en carne propia el desgaste tendrá que inhibirse en varios de los casos más sonados de la Audiencia Nacional, ya sea Gürtel, Kitchen o Púnica. O eso o será recusado, dada su demostrada afinidad con el PSOE