07 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Darias comparece tras una de las 12 reuniones que ya ha presidido del Consejo Interterritorial.

El Gobierno retiene un centenar de actas del Consejo Interterritorial de Salud

La opacidad es de récord. Illa se marchó sin haber cumplido antes su promesa de publicarlas y la ministra Darias lleva dos meses en el cargo y tampoco ha hecho nada. Son ya 14 meses.

| Ana Martín España

 

Carolina Darias cumple este fin de semana dos meses al frente del Ministerio de Sanidad, ha presidido ya una docena de reuniones del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud y lleva el mismo camino que su antecesor, Salvador Illa. El de la opacidad más absoluta. 

Sanidad y las comunidades están a punto de alcanzar el centenar de reuniones del que es el "órgano permanente de coordinación, cooperación, comunicación e información de los servicios de salud" -según su propia definición- sin que se haya publicado una sola acta. Contrariamente a los preceptos de la Ley de Transparencia. 

No hay ni un solo papel publicado de las últimas 97 reuniones del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud

En concreto, desde que el 4 de febrero el entonces ministro Illa convocó por primera vez un Consejo Interterritorial monográfico sobre el coronavirus y hasta hoy se han celebrado 97 reuniones, todas ellas telemáticas. Y no hay ni un papel. Nada. Pese a que el órgano se ha convertido en una conferencia sectorial clave para adoptar medidas contra el Covid-19 y para articular la famosa cogobernanza entre el Gobierno y las autonomías.

De hecho el decreto del estado de alarma en vigor otorga al Consejo un papel clave, pudiendo adoptar "cuantos acuerdos procedan, incluidos, en su caso, el establecimiento de indicadores de referencia y criterios de valoración del riesgo".

No hay nada más allá de la palabra del ministro de Sanidad de turno, al comienzo Illa y ahora Darias. Esta última ya participaba en estos encuentros siendo titular de Política Territorial. Una versión de parte que, además, en no pocas ocasiones han rebatido las comunidades. Pero sin documentos no hay forma de contrastarla.

Según datos oficiales de La Moncloa, el año pasado el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud fue convocado 82 veces en 2020 y en este primer trimestre de 2021 lo ha sido otras 15. Su actividad en este año ha sido especialmente frenética en marzo (siete reuniones), porque la ministra de Sanidad llevó al Consejo la decisión de suspender la vacunación con AstraZeneca y después su reactivación. 

 

Por eso y por las restricciones para Semana Santa, motivo de polémica en la última reunión del Consejo, la del miércoles. El plante de más de media docena de regiones hizo que Sanidad reculara en su propuesta inicial de adelantar el cierre de toda actividad no esencial a las ocho de la tarde. Pero nuevamente no hay testimonio por escrito de lo que allí se habló y decidió. 

El día que Sanidad anunció la suspensión temporal de la vacunación con AstraZeneca.

 

¿Cómo es posible que el Gobierno haya burlado durante 14 meses, tres olas y después de un centenar de reuniones del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud la Ley de Transparencia de este modo?

Por una puerta lateral. El reglamento del Consejo Interterritorial (puede consultarlo aquí) establece en su artículo 15 que "las actas serán redactadas y firmadas por el secretario, con el visto bueno del presidente, y se aprobarán en la siguiente sesión ordinaria". Pero Sanidad se escuda en que todas las reuniones celebradas desde 2020 han sido extraordinarias. Y que hasta que el Consejo Interterritorial no celebre una sesión ordinaria no se pueden aprobar las 97 actas pendientes.

Según declaró Illa en diciembre, las actas sí están redactadas, pero no aprobadas. Claro que también prometió entonces que el Ministerio las publicaría "a la mayor brevedad posible" una vez se convocara una reunión ordinaria de este órgano. España se adentra en la cuarta ola y la opacidad continúa.