21 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La ministra portavoz, este jueves, con Yolanda Díaz y Belarra en la sala de prensa de Moncloa.
La ministra portavoz, este jueves, con Yolanda Díaz y Belarra en la sala de prensa de Moncloa.

Moncloa desautoriza a Belarra por defender el regreso impune de Puigdemont

La fase final del plan para los indultos reaviva los choques entre los socios del Gobierno. Y la ministra portavoz ha tenido que salir a corregir a la sucesora de Iglesias en Podemos.

| J.R.V España

 

La agenda catalana amenaza con provocar una derivada que Pedro Sánchez tal vez hubiera descartado tras la salida de Pablo Iglesias del Consejo de Ministros. Hasta ahora, el PSOE no ha hecho otra cosa que alabar el perfil bajo que Yolanda Díaz ha impuesto al sector Podemos del Gobierno en este asunto, pero el acelerón a los indultos a los independentistas ha provocado la irrupción de Ione Belarra, que comienza a marcar perfil propio para emular a Iglesias.

Tan es así que Moncloa -a través de su portavoz, María Jesús Montero- ha tenido que desautorizar este jueves a Belarra, que en una entrevista en la emisora catalana RAC-1, ha dado un paso más allá del perdón a Oriol Junqueras y el resto de condenados por el 1-O para mostrarse a favor de que el Ejecutivo permita el regreso a Cataluña de Carles Puigdemont garantizándole su plena impunidad.

Llama la atención esta reivindicación de la futura líder de Podemos, ya que Yolanda Díaz mantiene ese discreto perfil bajo en este espinoso asunto.

Apenas unas horas después de las palabras de Belarra, María Jesús Montero se ha desmarcado de las mismas y ha zanjado que "el interés del Gobierno es que Puigdemont pueda ser traído a España y pueda ser juzgado, como ha dicho siempre".

Y es que la ministra Belarra había defendido el regreso del expresidente de la Generalitat fugado en Waterloo y que los independentistas puedan plantear en la mesa de diálogo el autogobierno y un referéndum pactado, porque lo ve "enormemente legítimo".

Belarra ha defendido el regreso tanto del líder del procés como de los exconsejeros Clara Ponsatí y Toni Comín, porque esto supondría, en su opinión, acabar con la judicialización: "Que ellos puedan regresar es normal, no es normal que no estén en España".

Pero, por el contrario, la ministra Montero ha corregido a su compañera al zanjar que el interés del Gobierno es que Puigdemont "responda ante la justicia frente a aquellos acontecimientos desgraciados que vivimos hace unos años en los que nunca respondió ante los tribunales".

 

 

Belarra comienza a marcar perfil propio en el Gobierno para disgusto de Sánchez y Yolanda Díaz.

 

Belarra ha afirmado también que los indultos son un buena media porque su libertad es "condición necesaria para que el diálogo fructifique" y ha apostado por acabar con la vía de la judicialización para solucionar el conflicto.

No obstante, no ha precisado cuál podría ser la fecha en la que se produzcan, al ser preguntada por si la medida de gracia se aprobaría antes de San Juan. En este sentido ha señalado que no se puede anticipar un calendario porque la concesión de los indultos "requiere trabajo".

Aunque la líder de facto de Podemos ha introducido una cuña en la estrategia de Sánchez con sus ministros que deja en evidencia que no todos en el Consejo de Ministros, como demostró el miércoles  la titular de Defensa, Margarita Robles, piensan lo mismo de los planes del presidente.